7.500 trabajadores sindicalizados en Estados Unidos de General Motors aceptarán las ofertas de retiro voluntario y abandonarán la compañía el 1 de abril.  Chrysler extenderá el plazo para que aquellos miembros a los que se hizo ofertas similares tomen una decisión.  GM ocupará las nuevas vacantes con empleados actuales donde sea posible y contratará a nuevos trabajadores con salarios correspondiente a personal nuevo.  Las nuevas contrataciones se determinarán caso a caso según las necesidades de cada planta.