David Shairp, estratega global de mercados de JP Morgan Asset Management, se basa en los antecedentes históricos para aventurar el final de una etapa en la economía global. Asegura, además, que 2011 puede ser el año en que veamos el barril de petróleo más caro desde 1864 y el sufrimiento de España ante la fortaleza del euro.

Reconocido a nivel internacional, David Shairp ha parado esta semana en Madrid como ponente en el seminario anual organizado por JP Morgan Asset Management, Equities in Focus, donde ha analizado la compleja situación internacional por la multiplicidad de actores, así como las perspectivas futuras.


En la entrevista concedida a Estrategias de Inversión, David Shairp se muestra dubitativo sobre si nos encontramos o no ante un cambio de ciclo, pese a que la Historia, con mayúsculas, dice lo contrario. Toca ahora, es lo que dicen todas las estadísticas. “2011 será probablemente el pico del ciclo económico. La Historia muestra que el tercer año es el pico del ciclo y después de esto la economía comienza a ralentizarse. Pero no existe nada que nos haga pensar esto, ni en los principales indicadores, no vemos ningún signo obvio de desaceleración”.

Fuente: JP Morgan Asset Management

En medio de un contexto en el que se mira casi más lo que ocurre en la casa ajena que en la propia, parece que Japón y la tendencia al alza del petróleo ocupan más portadas que la subida de tipos en la eurozona. Cuando se cumplen 20 días de la tragedia, Japón no se ha parado a descansar para llorar sus muertos. De ahí que ningún analista ligue el término ‘recesión’ a la economía nipona. Shairp asegura que “Japón verá durante el segundo y tercer trimestre del año una reducción muy pronunciada de la actividad”, además de “situaciones similares” a las del terremoto de Koebe en 1995.



Fuente: JP Morgan Asset Management

Junto a Japón, China, el gigante asiático que parecía imparable en su crecimiento, empieza a mostrar síntomas de cansancio. “Las tasas de interés en términos reales son negativas y la economía tiene que equilibrarse un poco. La inflación sigue siendo una preocupación para China y creo que la economía ya está empezando a ralentizarse. Otra vez, China se ve como si se encontrara en una fase de estanflación”, concluye David Shairp.


La fiebre del petróleo del S. XIX
Reminiscencias de lo que fue una tendencia alcista en los precios del crudo con su máximo en 1864. Ahora, en el año 2011, podría volver a repetirse según Shairp “si los precios del petróleo consolidan los niveles normales de este año” harán que, “en términos reales, este será el año con los precios más altos del petróleo desde 1864.”


Y mientras ¿qué ocurre en Europa?
El estratega global de mercados, David Shairp, asegura que “un euro fuerte” no será beneficioso para países como España con “una importante pérdida de competitividad”, como también es el caso de Italia y los ya más que renombrados Grecia y Portugal.

Reino Unido no se queda atrás, “está haciendo frente a importantes vientos en contra”, tal y como sostiene Shairp. Conocido es su problema con la inflación y podría recibir también un duro golpe si se aprueban determinadas medidas económicas.

Y mientras, los emergentes siguen consolidándose por si todavía alguien dudaba de su capacidad de crecimiento. No obstante, David Shairp confirma que su ritmo al alza ya no es lo que era y ahora atraviesan por una etapa de “consolidación”, aunque tampoco se escapan al fantasma de la inflación. Es el caso de “India, China o Indonesia” donde la forma en la que “lidien con estas presiones inflacionistas a corto” determinará el valor de los mercados.





Fuente: JP Morgan Asset Management