Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran avances, aunque leves, en la apertura de la sesión, tras conocerse que los precios de consumo, medidos con el indicador preferido por la Reserva Federal valorar la inflación, se contuvieron en enero. La atención ya está puesta en el discurso del presidente del banco central estadounidense ante el Senado.

Los precios al consumidor en Estados Unidos registraron en enero su mayor subida en 12 meses, lo que refuerza la opinión de que las presiones sobre los precios se acelerarán este año. Sin embargo, se mantiene por debajo del objetivo del 2% del banco central de Estados Unidos desde mediados de 2012.

Según los datos publicados hoy por el Departamento de Comercio, los precios al consumidor medidos por el índice de precios de los gastos de consumo personal (PCE) subieron un 0,4% en comparación mensual desde septiembre. En comparación anual, el aumento fue del 1,7%.

Excluyendo los volátiles componentes de alimentos y energía, el índice de precios PCE avanzó un 0,3% en enero, la mayor ganancia desde enero de 2017.

El deflactor del consumo privado subyacente (PCE central), el índice preferido por la Reserva Federal para medir la inflación, subió un 0,2% en diciembre. Los efectos de base desfavorables también mantuvieron el incremento anual en el índice de precios de PCE central el 1,5% en enero.

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que el índice de precios del PCE subiría un 0,3 % en enero y avanzaría un 1,5% en comparación anual.

En enero, el gasto personal en EEUU redujo su crecimiento al 0,2%, desde el 0,8% de diciembre. El dato está en línea con lo esperado por los analistas (0,02%). Por el contrario, los ingresos personales aumentaron su crecimiento en una décima, hasta el 0,04%, quedando por encima de las estimaciones del mercado (0,03%).

Por otro lado, se ha conocido que los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo cayeron en EEUU en 10.000, hasta las 210.000 en la semana que terminó el 24 de febrero, el nivel más bajo desde diciembre de 1969, informó el jueves el Departamento de Trabajo. Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que los pedidos subieran a 226.000 en la última semana.

Tras conocerse estos datos, Wall Street abre al alza. El Dow Jones sube un 0,13%, S&P sube un 0,18% y el Nasdaq, un 0,23%.

Con el Dow Jones en los 25.060,52 puntos, las ganancias las lidera Intel, que sube un 0,71%, por delante de Microsoft y de Nike, que en ambos casos se revalorizan un 0,69%.

Las pérdidas las lidera Caterpillar, que cede un 0,90%, seguida de Coca Cola, que se deja un 0,74%, y de J&J, que retrocede un 0,49%.

Con estos avances, Wall Street rompe por ahora con la tendencia de ayer, jornada en la que se apuntó caídas por encima del 1%.  En el conjunto del mes de febrero, el Dow ha perdido un 4,69%, el S&P un 3,89% y el Nasdaq un 1,87%.

Los analistas de Link Securities destacan que ayer en Wall Street, y tras mantenerse toda la jornada bastante planos, los principales índices perdieron terreno con fuerza durante la última hora y media de la sesión, cerrando con importantes descensos. De esta forma acaban el mes de febrero en negativo, rompiendo una racha de diez meses seguidos de ganancias, racha que no se había dado desde 1959.

“Entendemos que en este negativo comportamiento tiene mucho que ver el hecho de que, tras marcar el 8 de febrero los mínimos anuales y entrar los índices en corrección técnica, la reacción de las bolsas estadounidenses ha sido muy vertical, lo que ha situado a muchos valores en niveles de sobrecompra. Es por ello que muchos inversores han optado por deshacer sus posiciones más cortoplacistas, y realizar beneficios”, explican.

Hoy con la temporada de resultados acercándose a su fin – ya han publicado las principales compañías a ambos lados del Atlántico –  la atención se centra en la macro de EEUU y en la comparecencia del presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, ante el Comité Bancario del Senado, a las 16.00 hora española.

Los analistas de Renta 4 recuerdan que el tono del discurso  que el martes dio Powell ante el Congreso estadounidense, “fue positivo desde un punto de vista económico y coherente con progresivas subidas de tipos de interés en Estados Unidos (con el mercado descontando 3 subidas en 2018 e incluso empezando a descontar una cuarta, con un 35% de probabilidades ésta última)”.

“Powell se muestra optimista en relación a la situación económica pero las caídas registradas en los mercados de deuda (subidas de TIRES) aconsejan prudencia en la gestión de la política monetaria (tipos y balance). En este entorno, lo más probable es que las bolsas se mantengan a la espera de nuevos acontecimientos - elecciones en Italia y acuerdo de gobierno en Alemania este fin de semana-“, explican desde Bankinter.

En la apertura de Wall Street el euro sigue retrocediendo frente al dólar y se intercambia a 1,216 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa cae un 2,5%, hasta los 63,63 dólares, al tiempo que el West Texas baja un 1,52%, hasta los 60,70 dólares por barril.