Los principales índices de la Bolsa de Nueva York abren la sesión con subidas, manteniendo la tendencia positiva con la que cerró la jornada del viernes, tras conocerse unos datos de empleo que fueron mejores de lo esperado. Así, Wall Street ignora las tensiones comerciales a la espera del inicio de la presentación de resultados en EEUU.

Detalle de un cartel de Wall Street en Nueva York

Apertura al alza en Wall Street, ampliando las ganancias que se apuntaron los principales índices de la bolsa de Nueva York el viernes, gracias al buen dato de empleo y  a pesar de las tensiones comerciales entre EEUU y sus socios. Así, el Dow Jones sube hoy un 0,41%, el S&P 500, un 0,42% y el Nasdaq, un 0,63%.

Con el índice industrial en los 24.456,48 puntos, la mayor subida es la de Visa, que repunta un 1,06%; por delante de JP Morgan y de Apple, que se revalorizan un 1,01% y un 0,93%, respectivamente.

Por el contrario, solo dos valores del Dow Jones registran descensos en la apertura de Wall Street: P&G, que baja un 1,45%, y Coca-Cola, que cede un 0,34%.

Los analistas de Link Securities esperan que los inversores sigan atentos a cualquier posible indicio de que, tras la imposición recíproca de nuevas tarifas, tanto EEUU como China “vuelvan a la carga”. Y es que el presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó con imponer tarifas adicionales a 200.000 millones de dólares de importaciones chinas si el país asiático respondía a la ronda inicial de aranceles, como así ha sucedido.

Aunque estos expertos no piensan que “finalmente todo este embrollo vaya a acabar en una guerra comercial abierta y global”, aunque si advierten de que “a lo largo de los próximos meses, y en pleno proceso negociador, las posturas de ambos gobiernos van a chocar con fuerza, generando tensiones en los mercados”.

Por otro lado, y más a corto plazo, esperan que “los buenos datos macroeconómicos conocidos recientemente, que apunta a un sólido crecimiento en EEUU sirvan de soporte al comportamiento de los mercados de valores”.

El Departamento de Trabajo publicó el viernes que en el mes de junio se crearon en EEUU 213.000 nuevos empleos no agrícolas, cifra que superó sensiblemente los 195.000 nuevos empleos que esperaban los analistas. De esta forma la economía estadounidense lleva ya 93 meses consecutivos creando empleo.

 La tasa de desempleo, por su parte, subió en el mes dos décimas en relación a mayo, hasta situarse en el 4,0%. El consenso por su parte esperaba que la tasa se mantuviera estable a nivel del mes precedente, en el 3,8%.

A su vez, el salario medio por hora subió en mayo el 0,2% en relación a abril, mientras que en comparación interanual el incremento se mantuvo estable en el 2,7%, El consenso había estimado un repunte superior de esta variable, del 0,3% en el mes y del 2,8% en tasa intertrimestral.

Subidas en Wall Street tras el dato de empleo de junio

Wall Street a la espera de los resultados

En una sesión de escasas referencias macroeconómicas al otro lado del Atlántico, la atención en Wall Street ya se centra en el inicio oficioso de la temporada de presentación de resultados en EEUU, con la publicación de las cuentas de los grandes bancos.

En principio los analistas esperan un nuevo trimestre de fuertes incrementos en el beneficio neto de las cotizadas estadounidenses -el consenso apunta a un crecimiento interanual de esta variable superior al 20%-, incrementos impulsados por la reforma impositiva aprobada por el Congreso estadounidense y por la fortaleza de la economía de este país.