Los principales índices de la bolsa de Nueva York abren al alza una sesión marcada por el inicio de la reunión de dos días de la Reserva Federal (Fed), en la que, previsiblemente, el banco central estadounidense subirá los tipos en un cuarto de punto, hasta el 2,00% - 2,25%. De esta forma, el Dow Jones y el S&P 500 se acercan a los recientes máximos históricos registrados en Wall Street.

Los futuros de Wall Street suben tras cerrar la sesión de ayer en terreno mixto

Apertura al alza en Wall Street, después de que el parqué neoyorkino cerrase en terreno mixto la jornada de ayer, marcada por la disputa comercial entre EEUU y China y el temor a que renuncie a su cargo el vicefiscal general, Rod Rosenstein.

Ayer entraban en vigor los aranceles que se han impuesto mutuamente las dos mayores economías del mundo, a lo que se sumó el rechazo de Pekín a continuar con las conversaciones que el Gobierno de Donald Trump estaba organizando para final de mes.

El viceministro de Comercio, Wang Shouwen, en una conferencia de prensa, ha dicho que es difícil seguir negociando con Estados Unidos mientras Washington está poniendo "un cuchillo en el cuello a China. Que las conversaciones se reanuden dependerá de la "voluntad" de Estados Unidos, ha señalado.

Pero las represalias de Pekín brindarán oportunidades a otros países exportadores de gas natural licuado, ha considerado el viceministro, quien agregó que Australia es una importante fuente de combustible para China.

Por otro lado, Fitch realizó ayer tarde unos comentarios sobre los riesgos comerciales entre EEUU y Canadá. Comentaba la agencia de calificación crediticia que “una escalada de las tensiones comerciales con EEUU, o la exclusión de Canadá de unTratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) renegociado, aumentarían los riesgos sobre los bancos canadienses”. Fitch dice que los aranceles sobre el acero y el aluminio impuestos en junio por EE.UU. y las medidas adoptadas por Canadá han tenido un pequeño impacto directo en el PIB a nivel general.

Wall Street, pendiente de la Fed

Con las tensiones comerciales de fondo, hoy la atención de Wall Street se centra en el inicio de la reunión de dos días que celebrará el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC) y en el que es casi seguro que vuelva a subir sus tasas de interés de referencia en un cuarto de punto, hasta el 2,00% - 2,25%. Se tratará el tercer incremento en este 2018, también el tercer del mandato de Jerome Powell y el octavo desde que comenzó el actual ciclo de endurecimiento de la política monetaria, en diciembre de 2015.

Si bien esta decisión ya está descontada por los mercados, no lo está tanto una nueva potencial subida de tipos en diciembre, algo que tras la mencionada reunión del FOMC los inversores esperan poder tener más información al respecto. “Este factor sin duda tiene capacidad por sí mismo de “mover” los mercados”, indican desde Link Securities.

En cuanto a la publicación de datos macroeconómicos en la sesión de hoy, en EEUU se conocerá el índice de confianza de los consumidores, correspondiente al mes de septiembre, buen indicador adelantado de consumo privado y, por ello, del crecimiento económico. El mercado prevé que podría moderarse hasta niveles de 131,5 puntos, desde los 133,4 anteriores.

Con todo, el Dow Jones sube un 0,20%; el S&P 500, un 0,10% y el Nasdaq, un 0,08%.

Con el Dow Jones en los 26.619,79 puntos, la mayor subida del índice es la de Walmart, que avanza un 1,58%; por delante de Chevron y de Walgreens Boots, que se revalorizan un 1,17% y un 0,93%, respectivamente.

Por el contrario, el mayor descenso es el de Intel, que cede un 1,68%, seguido de UnitedHealth, que pierde un 0,64%, y de Travelers, que se deja un 0,23%.

Mientras tanto, el interés del bono de EEUU a 10 años sigue subiendollegando ya al 3,1%.

Subida del interés del bono a 10 años de EEUU

En la apertura de Wall Street, el euro repunta frente al dólar y se intercambia a 1,178 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, los precios del petróleo siguen subiendo tras la reunión de la OPEP del fin de semana que concluyó sin acuerdo para elevar la producción a pesar de las presiones de algunos de los países miembros y de Estados Unidos para aumentarla con el fin de frenar el ascenso de los precios derivados de la retirada del crudo de Irán en noviembre por las sanciones estadounidenses. El Brent de referencia en Europa sube un 0,96%, hasta los 81,30 dólares por barril; al tiempo que el West Texas estadounidense repunta un 0,69%, hasta los 72,58 dólares.