Los principales índices de la bolsa de Nueva York arrancan la primera jornada de la semana con grandes ganancias,  una vez que ha sido aprobada por el Senado la reforma fiscal impulsada por la administración Trump. El Dow Jones se acerca así a los 24.500 puntos, registrando un nuevo récord.

Apertura con grandes ganancias en Wall Street después de que el viernes cerrase en negativo, una vez que Michael Flynn, exasesor de seguridad nacional del presidente de EEUU, Donald Trump, se declarase culpable de haber mentido al FBI sobre sus conversaciones con miembros del Gobierno ruso y admitiese que "importantes miembros" del equipo del actual mandatario sabían de sus actividades.

Los avances se producen después de que el Senado de Estados Unidos aprobase en la madrugada del sábado la reforma fiscal impulsada por el presidente, Donald Trump, que supone la mayor bajada de impuestos de los últimos 30 años pero también un aumento importante del déficit presupuestario. La Cámara Alta aprobó su versión con 51 votos a favor, todos de senadores republicanos, y 49 en contra. Así, solo los demócratas y el republicano de Tennessee Bob Corker votaron en contra.

La aprobación de la reforma fiscal acerca a Trump a su primer gran triunfo legislativo después del sonado fiasco que supuso en verano la fallida derogación de la ley sanitaria conocida como Obamacare.Los líderes republicanos en el Senado deberán conciliar ahora el texto aprobado con sus colegas de la Cámara Baja, que tienen su propia versión con algunas diferencias, antes de que Trump pueda promulgar su ansiada reforma fiscal. La ley que salga del proceso de negociación deberá someterse de nuevo a votación en ambas cámaras.

“Ahora el texto tendrá que armonizarse en una Comisión bilateral con la propuesta de la Cámara de Representantes, aunque en principio ambas son similares. Se espera que se convierta en ley antes de final de año. Una vez armonizado el texto se votará nuevamente en ambas cámaras para ratificarse previa aprobación del presidente Trump”, detallan desde Renta 4.

Los analistas de Bankinter consideran que “aunque es una buena noticia que Wall Street recogerá hoy positivamente, esta mayoría de votos no es el último obstáculo para su aprobación, ya que la reforma fiscal se fusiona con otras propuestas legislativas ya aprobadas por el Congreso que podrían encontrar objeciones por parte del Senado”. Además, tampoco es definitivo que la reforma fiscal que se apruebe finalmente incorpore la reducción del Impuesto Sobre Sociedades desde 35% hasta 20% - que es la medida con más visibilidad para el mercado - puesto que se somete a una especie de “sistema de reducción dinámica revisable” de impuestos en función de cuál sea la evolución del déficit fiscal. Y, en todo caso, el bloque legislativo del que forma parte la reforma fiscal se devuelve al Congreso para su aprobación, que podría volver a poner objeciones.

“A pesar de lo complejo y vulnerable que resulta este proceso en su conjunto” el departamento de análisis de la entidad considera “probable que alguna versión de la reforma fiscal se apruebe en ambas cámaras para que pueda firmarla el presidente Trump antes del 31 de diciembre”.

Con todo, en la apertura de la sesión, el Dow Jones sube un 0,79%, el S&P 500, un 0,69% y el Nasdaq, un 0,72%.

Con el índice industrial registrando un nuevo récord en los 24.424,11 puntos, las ganancias las lidera JP Morgan, que sube un 3,17%, seguido de Home Depot, que avanza un 2,44%, y de Goldman Sachs, que se revaloriza un 2,03%.

Las pérdidas las lidera P&G, que cede un 0,55%, por delante de Exxon Mobil y de Microsoft, que se dejan un 0,40% y un 0,35%, respectivamente.

Así, los grandes bancos son los principales beneficiados tras la aprobación de la reforma fiscal en el Senado. Y además de JP Morgan y de Goldman Sachs, suben Bank of America (3,15%), Wells Fargo (1,92%) Morgan Stanley (1,60%) Citi (1,64%).

En el apartado empresarial destaca que la cadena de parafarmacias y farmacias norteamericanas CVS Health ha anunciado la compra de la aseguradora médica Aetna  por 69.000 millones de dólares en lo que será la operación corporativa de mayor envergadura del año en EEUU. En la apertura de la sesión, las acciones de Aetna suben un 1,80%, mientras que las de CVS Helath bajan un 3,49%.

General Cable sube un 33,83% después de que su rival italiano Prysmian haya acordado comprar el fabricante de cables en un acuerdo que podría valorarlo en alrededor de 3.000 millones de dólares, incluida la deuda.

Blue Apron sube un 5,88% después de que Barclays haya mejorado la recomendación de la compañía hasta igual que el mercado, dando el visto bueno a la promoción de su director financiero como presidente ejecutivo de la compañía.