Los principales índices estadounidenses cerraban ayer con tono mixto, con el Dow Jones (+0,26%) y el S&P 500 (+0,16%) en positivo, mientras que el Nasdaq se dejaba un -0,24%, en una semana en la que el pasado martes el índice tecnológico vivía su jornada más bajista desde marzo. Además, en la sesión de ayer miércoles la rentabilidad de los bonos estadounidenses a diez años regresaba a la palestra y, tras un breve descanso por la mañana, volvía a superar el 1,5%, en 1,54%.

Este jueves, la apertura de Wall Street apunta a una sesión en verde. El DOW JONES sube 0,42% y se coloca en los 34.533,65 puntos, el S&P 500 se anota un 0,43% sobre los 4.378,09 y el Nasdaq repunta un 0,51% hasta los 14.586,90. Dentro del S&P 500, las mayores subidas en la apertura son para Merck & Co (1,08%), Apple (0,95) y Visa (0,89%).

Los bonos siguen siendo fundamentales. Hoy recuperan algunas posiciones pero nada del otro mundo y de momento la rentabilidad del bono americano a 10 años está en el 1,53%.

Buenas previsiones en una jornada en la que uno de los principales quebraderos de cabeza de los inversores americanos parece dará una tregua. Y es que la Cámara de Representantes de EEUU, de mayoría demócrata, ha aprobado un proyecto de ley para suspender el techo de endeudamiento y evitar que el país incurra en una suspensión de pagos de la deuda nacional el 18 de octubre, según apunta Efe. La iniciativa recibió el apoyo de 219 legisladores, mientras que 212 votaron en contra. 

Esta situación sobre el techo de deuda, que lleva a EEUU al abismo cada pocos años, se produce porque el Gobierno gasta mucho más dinero del que obtiene a través de impuestos federales. Solo en 2021, se estima que el Gobierno incurrirá en unos gastos de 5,8 billones y tendrá 3,5 billones de ingresos, lo que dejará un déficit de 2,3 billones, de acuerdo con la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Además, hoy está previsto que se vote en la Casa de Representantes (cámara baja del Congreso estadounidense) el programa de infraestructuras físicas que, con apoyo de ambos partidos, recibió el visto bueno del Senado hace semanas. No está claro si finalmente la parte más izquierdista del partido demócrata apoyará el programa, ya que vienen condicionando su voto favorable al mismo a la aprobación del programa de infraestructuras “sociales” que, por importe de $ 3,5 billones, pretenden aprobar el partido demócrata, aunque sigue sin tener el apoyo de algunos de sus legisladores más moderados (centristas). 

El principal dato macro que se ha publicado ya, no ha sido bueno. El paro semanal ha quedado en 362.000 muy por encima de las 330.000 peticiones de paro que se esperaban, volviendo a sembrar dudas sobre el verdadero estado del extraño mercado laboral de EEUU.

En la jornada macro de hoy, también destaca la publicación de las cifras definitivas del PIB del 2T2021 de EEUU.

Estrategias de Inversión

En las bolsas asiáticas destaca el repunte del índice chino Shanghai Composite chino de un 0,96% en la jornada previa a la festividad nacional. 

Según la Oficina Nacional de Estadísticas de China, en septiembre la actividad manufacturera se contrajo por primera vez desde que comenzó la pandemia. En concreto, el PMI manufacturero cayó hasta 49,6 puntos (frente a 50,1 puntos el mes anterior). En contraste, el indicador no manufacturero, que mide la actividad en los sectores de construcción y servicios, aumentó a 53,2 puntos, superando significativamente la previsión de consenso del mercado (49,8).

Además, Evergrande ha incurrido en “default” por segunda vez en una semana. Tiene, además, un nuevo vencimiento de 180 millones de dólares en octubre.

En China también, sigue empeorando la crisis energética: en la provincia de Liaoning están con alerta naranja desde hace tres días y en Guandong han subido el precio de las horas pico un 25% para las industrias.

En agosto, la producción industrial de Japón se redujo un 3,2% respecto al mes anterior, 1,7 pp más que en julio (-1,5% mensual). 

Todo ello en un escenario en el que el temor a la inflación sigue pensando el aire. En la comparecencia de presidentes de los bancos centrales más importantes del mundo celebrada ayer en Frankfurt, Jerome Powell, presidente de la Fed, dijo que: “Los cuellos de botella están provocando que la inflación se mantenga más de lo esperado. El aumento actual de la inflación es el resultado de restricciones de oferta que satisfacen una demanda muy alta. A medida que la economía se reabra, el aumento de la inflación se resolverá. No vemos ningún indicio de que el actual aumento de la inflación esté teniendo un efecto sobre las expectativas. Es muy difícil decir cuánto tiempo durará la inflación más alta, pero esperamos superarlo. Si la inflación se mantuvo demasiado alta durante demasiado tiempo, la Fed respondería. Los aumentos de precios se deben principalmente a la reapertura. Los ataques cibernéticos, las preocupaciones estructurales del mercado y el cambio climático representan las mayores amenazas para la estabilidad”.

Petróleo y bitcoin 

Por otro lado, continuación de la tendencia a la baja de los precios del petróleo. En este sentido, el petróleo Brent cae en estos momentos un 1,36% hasta el nivel de  77,03 dólares por barril, mientras que el WTI se sitúa ligeramente por encima del umbral de 73,61 dólares por barril, cediendo un 1,56%.

El foco de atención del mercado se mantiene en las consecuencias del elevado incremento del precio del gas natural en los últimos meses, lo que podría provocar un repunte de la demanda como producto sustitutivo del crudo más elevado del inicialmente estimado. Asimismo, el Gobierno de EEUU continúa su dialogo con la OPEP por los niveles actuales del precio de crudo y su reticencia a equiparar la demanda a la oferta de crudo de cara a la llegada del invierno.

En  el mercado de las criptomonedas, el precio del bitcoin sube un 3,23% hasta los 43.399,3 dólares.