Los principales índices bursátiles de la bolsa de Nueva York comienzan la sesión en positivo después de que se conociera que la  inflación estadounidense aumentó a su ritmo más lento desde finales de 2015, lo que mantiene las expectativas de que la Reserva Federal no suba los tipos de interés antes de que termine el año.

Así, el Dow Jones sube un 0,28%; el S&P 500, un 0,39%; y el Nasdaq, un 0,38%.

En Estados Unidos se ha publicado hoy el dato del deflactor del consumo privado subyacente de julio, la medida preferida de inflación de la Fed, registró un incremento interanual del 1,4%, aumento una décima inferior al del mes anterior, lejos todavía del objetivo del 2% del banco central.

Al igual que en Europa hoy se vivirá en Wall Street una jornada repleta de datos macroeconómicos.

Así, también se ha conocido hoy que las peticiones iniciales de subsidios de desempleo aumentaron en 1.000, hasta 236.000 la en Estados Unidos, mientras que los analistas esperanban que esta semana subieran hasta las 237.000. 

La media mensual de las cuatro últimas semanas se ha situado en 236.750, el segundo nivel más bajo desde mediados de 2009.

Los datos de subsidio preceden al informe de empleo del viernes, que ayudará a los inversores a medir la fuerza del mercado de trabajo, al tiempo que podría dejar alguna pista sobre los próximos movimientos que podría realizar la Fed sobre los tipos de interés, teniendo en cuenta las cifras de salarios.

Hoy también se publicará el índice PMI de Chicago correspondiente al mes de agosto. Los analistas prevén que descienda hasta los 58,5 puntos, desde los 58,9 puntos del mes anterior.

Además, se informará de las ventas de viviendas pendientes de julio, del que se espera un crecimiento inferior al del mes anterior. En concreto del 0,5%, frente al 1,5% de junio.

Los precios del petróleo en EEUU se encaminan a registrar pérdidas mensuales, debido a la caída de la demanda causada por la tormenta Harvey, que se debilita hoy a su paso por Luisiana, después de dejar en Texas 35 muertos y 17 desaparecidos.

Mientras tanto, continúa el baile de cifras sobre el impacto económico que tendrá el desastre causado por el huracán.

En la apertura de Wall Street, el Brent se mantiene por encima de los 51 dólares el barril, mientras que el West Texas avanza sobre los 46 dólares.

El euro baja hasta los 1,185 dólares, tras tocar el martes un máximo de más de dos años y medio de 1,2069 dólares.

Este descenso se produce después de una información de Reuters que afirma que los operadores están empezando a sospechar que el presidente del BCE, Mario Draghi, podría estar preocupado por la apreciación del euro, pese a no haber mencionado la fortaleza de la divisa en la reunión de jefes de bancos centrales en Jackson Hole la semana pasada.

Y por si todo esto fuer apoco, al otro lado del Atlántico tampoco se deja ed prestar atención a la tensión entre EEUU y Corea del Norte, después de que ayer el presidente Donald Trump, en un tuit, desestimara cualquier negociación diplomática para resolver el conflicto, un día después de que Pyongyang disparara un misil que sobrevoló Japón.

Entre las acciones, Dollar General se deja un 6,09%  después de reportar una caída en los márgenes del segundo trimestre.

Campbell Soup cede un 4,55% después de que la compañía advirtió que las ventas para el año fiscal 2018 podrían caer.

Shoe Carnival sube un 18,21% tras anunciar que sus resultados superaron las expectativas del mercado.