Los índices estadounidenses cotizan con altas con los principales índices cerca de sus altos del mes con los inversores optimistas sobre el progreso de la guerra comercial entre China y Estados Unidos. El Dow Jones sube un 0,22%, hasta los 25.730 puntos. El Nasdaq eleva en algo más de dos décimas su nivel, que se instala sobre los 7.835 puntos mientras que el S&P500 recupera algo más de una décima y marca en los 2.854 puntos su primer nivel. En una jornada en la que el euro retrocede frente al dólar, hastas las 1.1435 unidades.

Los mercados estadounidenses cerraron con considerables subidas la semana pasada con señales de mejora en las relaciones comerciales y los signos de estabilización en el mercado de divisas turco. De hecho, el Dow Jones subió un 1,4% en la semana, un movimiento que le llevó a su cierre más alto desde febrero. El S&P500 añadió un 0,6% a su cotización, apenas a un 1% de sus niveles record, mientras que el Nasdaq Composite perdió un 0,3% en el trascurso de la semana pasada, pero también a una corta distancia de los niveles record.

Con la temporada de resultados del segundo trimestre casi terminada, la negociación seguirá viéndose marcada por los eventos geopolíticos. De hecho, en el foco de los inversores se mantiene la mejora el deterioro de las relaciones entre EEUU y China. El Wall Street Journal reportó que las negociaciones entre ambos países serán telegrafiadas  de cara a marcar la reunión de noviembre y para retrasar cualquier decisión arancelaria en el horizonte. De hecho, eta semana entra en vigor la imposición del 25% de los aranceles sobre 16.000 millones de importaciones chinas, una acción impuesta por la administración Trump sobre la que China podría tomar represalias.

Además, los inversores continúan poniendo atención en otras regiones, como Turquía, donde la lira y su mercado de acciones han caído con una macro que presenta una alta inflación y deuda así como inestabilidad política. Además, Italia que está luchando contra su propia deuda. Aunque las compañías estadounidenses tienen un impacto limitado a ambos países, hay riesgo de que la debilidad se extienda a otros países o pueda provocar un declive en el crecimiento económico. El viernes, las agencias de calificación crediticia S&P global rating y Moody´s rebajaron el rating de deuda soberana de Turquía.

En el plano macro, el miércoles habrá que estar atentos a las minutas de la última reunión de la FED, que podría dar señales sobre qué piensan los miembros del FOMC en términos de cambios de política monetaria.

Con todo, ¿qué acciones se mantienen en el foco?

Pepsico ha dicho que comprará SodaStream International por 3.200 millones de dólares, lo que implica una prima del 11% sobre el precio de cierre de SodaStream el viernes. Los títulos de Pepsico suben un 0,19%, hasta los 114.94 dólares.  Por otro lado, las acciones de SodaStream suben un 9,6% en los primeros minutos de negociación, hasta los 142,48 dólares.

Tesla  sigue estando en el centro de atención con los inversores valorando cualquier noticia sobre la privatización de la compañía, tal y como dijo Musk recientemente en un tweet. Además, se reportó que el fondo soberano saudí, PIF, estaba en conversaciones para invertir en Lucid Motors, un rival de Tesla. Según había informado Musk, estaba esperando que una inversión de PIF pudiera ayudar a privatizar Tesla. Las acciones de Tesla retroceden más del 4,2% y se venden por 293,76 dólares.

Roche ha recibido la autorización para comercializar su medicamento contra el cáncer, Alecensa, en China.Sus acciones suben algo más de medio punto porcentual en la apertura.

Por ultimo, el productor estadounidense de petróleo ConocoPhillips  dijo el lunes que se ha asociado con PDVSA, la compañía petrolera estatal venezolana, para recuperar cerca de 2.000 millones  de dólares por la disolución anticipada de algunas empresas conjuntas tras la nacionalización de la industria petrolera del país.