Subir los tipos cuando se puede.... quizás luego no se pueda.

Esta "Regla" de los bancos centrales me vino a la cabeza ayer tras escuchar a Bill Gross.
¿Qué qué dijo?


* La Fed podría haber perdido la oportunidad de subir tipos a principios de este año
* No podrá llevar los tipos de interés a niveles neutrales del 2.0 % sin provocar más tensión en los mercados
* Si finalmente sube los tipos de interés en septiembre debe ser muy prudente con el mensaje....aumenta la probabilidad de que sea una subida puntual
* La fuerte tensión en los mercados en agosto quizás es un indicio de que algo va más en la economía global

Gross considera que la Fed ha empezando a comprender que unas condiciones financieras demasiado laxas durante demasiado tiempo son negativas para la economía, "destrozando modelos históricos escenciales para el capitalismo como seguros, pensiones y hasta la propensión al ahorro. Sin ahorro estable, la financiación de la inversión productiva también se resentirá, de forma que puede ser un fenómeno global. Considera tan afectado el funcionamiento de la economía financiera, que un mero ajuste de los tipos no es la solución.

¿Qué hacer entonces? Gross considera más adecuada una política fiscal expansiva. Las devaluaciones de divisas no son en si mismo la solución, ya que sólo ofreen un respiro temporal ante el problema global de falta de demanda. O mejor de poca demanda para una elevada oferta. Así, la solución más realista pasaría por aumentar la demanda. Y, de acuerdo con Gross, son los países desarrollados los que más pueden hacer para lograrlo en términos de políticas fiscales expansivas centradas en buena parte en infraestructuras.

Es llamativo como el debate sobre subir o no subir ya los tipos de interés USA no se centra tanto en si se debe como en si se puede. Además, los que defienden (defendemos) la subida valoramos en mayor medida el riesgo de evitar tensiones y al final riesgos sobre la estabilidad financiera a medio plazo frente al potencial beneficio de no hacerlo a corto. Naturalmente, también soy realista: la Fed debe ser muy prudente a la hora de ajustar los tipos, en términos del momento elegido y su magnitud. De esta forma, tengo serias dudas sobre el mes de septiembre como la fecha apropiada. Pero, dudas que no son compartidas por algunos de mis compañeros. Estos creen que la subida de tipos incluso dará más confianza a los agentes económicos e inversores. Veremos.

El mercado asigna una probabilidad del 35 % para la subida de tipos el 17 de septiembre, aunque esta probabilidad varía tanto como la propia volatilidad de los mercados. Ahora todas las miradas se centran en los datos de empleo de agosto que conoceremos mañana viernes, tras unos datos ambiguos en los últimos días. El límite de un buen/mal dato parece ser los 200 m. empleos creados. Con todo, una cifra elevada desde una perspectiva histórica. Pero, ¿quién presta ahora atención al pasado? Naturalmente, ahora todo es diferente. ...¿no lo ven así?.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España