Ni a corto ni a medio plazo, el Ibex 35 tiene buena pinta. Así lo asegura Eduardo Faus, analista técnico de Renta 4, que señala que “tras las caídas de julio-agosto el selectivo español marcó un mínimo en los 9.900 puntos”. Con esto, a corto plazo observa Faus “la cercanía a una zona de resistencia relevante entre 10.800 y 11.000 puntos”, motivo que le lleva a ser pesimista con el Ibex 35 y a recomendar venta parcial.
Lea aquí: ¿Dónde presenta el Ibex 35 los siguientes niveles de resistencia?
En cuanto al medio plazo, Eduardo Faus se reitera en el escenario que viene dibujando desde hace meses: “El Ibex 35 chocó contra una resistencia importante en los 11.200 puntos. La corrección de verano ha provocado la pérdida de la directriz alcista desde los mínimos 2012”. Esto le lleva a aconsejar la venta.
Lea también: La 'vuelta al cole' de las bolsas: ¿habrá hecho Mario Draghi los deberes?
Con una visión a largo plazo, la visión de Renta 4 cambia: “El Ibex 35 es alcista por encima de los 9.000-8.800 puntos”. Así pues la recomendación es comprar en correcciones.