Las subidas de ayer paliaban el mal comienzo de un ejercicio marcado por una crisis en ciernes en algunos países emergentes y los primeros miedos reales a las consecuencias del tapering. Por si fuera poco, los datos económicos de enero no están siendo lo positivos que los expertos esperaban. Quizá sea consecuencia de uno de los inviernos más fríos de las últimas décadas, como dicen los expertos. Habrá que esperar al dato de tasa de paro que se publicará el próximo viernes para tener más cifras importantes.  (Ver: aumenta el riesgo de mayores caídas). 

De esta manera, los futuros del S&P 500 caen un 0,26%, los del Dow Jones  se dejan un 0,15%, mientras que los del  Nasdaq retroceden un 0,18% en estos momentos.

Hoy se espera el dato de ADP de empleo privado para el que el consenso espera una lectura de 185.000 puestos de trabajo creados por las empresas el mes pasado. Una cifra inferior a los 230.000 del mes de diciembre. 

Ayer conocimos que el dato de peticiones industriales cayó un 1,5% el pasado mes, sin embargo la cifra es mucho mejor de lo que esperaban los expertos, un descenso del 1,8%, algo que utilizaron los inversores para apoyar las compras. 

Habrá que ver cómo sigue reaccionando  Microsoft, que ayer subía alrededor de un 1% tras confirmarse que Satya Nadella será el nuevo  CEO de la compañía y Bill Gates abandona la presidencia de la compañía que el mismo fundó. (Ver noticia).

Sin embargo, la noticia más importante en el terreno empresarial serán los primeros resultados de Twitter como cotizada. El consenso anticipa pérdidas récord para la compañía. 
(ver noticia). Si eso se confirma quizá habría que prepararse para caídas en los títulos de la empresa. 

En este contexto, la rentabilidad de los bonos a 10 años se encuentra en el nivel de 2,6240%. El EURUSD  se cambia en 1,3512 dólares. El oro cotiza en 1.258 dólares la onza, mientras que el brent está en 105,94 dólares el barril.