Las mayores posibilidades de que apruebe la reforma fiscal impulsada por la administración Trump anima los futuros de los principales índices de la bolsa de Nueva York, que vuelven a adelantar nuevos récords antes de que dé inicio la última sesión de la semana.

Los futuros del Dow Jones suben un 0,385, los del S&P 500, un 0,23%; y los del Nasdaq, un 0,26%.

Ayer, el Senado de Estados Unidos aprobó hoy un presupuesto de 4 billones de dólares para el año fiscal 2018, una medida que anticipa la ansiada reforma fiscal que promueve el presidente, Donald Trump.

Con 51 votos a favor y 49 en contra, los republicanos lograron su aprobación en la Cámara Alta pese a la oposición del senador ultraconservador Rand Paul, que criticó un gasto demasiado elevado en las cuentas.

En la sesión de hoy en Wall Street la atención sigue puesta en los resultados empresariales, con la presentación de las cuentas de Baker Hughes, General Electric y Honeywell.

Antes de la apertura, General Electric se hunde un 6,70%, debido a unas ganancias más débiles de lo esperado, al tiempo que recortó sus previsiones de resultados para el conjunto del ejercicio.

En cuanto a las referencias macroeconómicas,  se conocerán los datos de ventas de viviendas de segunda mano correspondientes a septiembre, mes en el que se espera que la reducción se modere al 1%, frente al descenso del 1,7% de agosto.

Además, tomará la palabra la presidenta de la Reserva Federal (Fed) de Cleveland, Loretta Mester, que participará en un panel sobre regulación.

Sin embargo, en lo que al banco central se refiere, el foco está en el del discurso de la presidenta de la Fed, Janet Yellen, en  Washington donde tratará la política monetaria desde la crisis financiera.

Mientras tanto, continúa la incógnita de quién asumirá el cargo de presidente de la Fed. Según publica la web Politico, el gobernador de la Reserva Federal, Jerome Powell, es el principal candidato para convertirse en jefe del banco central estadounidense, después de que Trump terminó ayer una serie de reuniones con cinco aspirantes.

Antes de la apertura de Wall Street, el euro se cambia a 1,181 dólares.

Los precios del petróleo siguen registrando descensos, con el Brent justo en los 57 dólares, mientras que el West Texas cede por debajo de los 51 dólares.