Los futuros de Wall Street apuntan a una apertura en positivo para la bolsa norteamericana en una jornada marcada por la subida de los precios de las materias primas, que están compensando de alguna forma la caída de Apple y sus proveedores.

Los precios del petróleo están en máximos de tres años y medio después de que los últimos datos publicados por China haya mostrado un incremento en la importación de este material.

Por otro lado el petróleo WTI, la referencia utilizada en Estados Unidos, ha superado el nivel de 60 dólares el barril, una cota que no alcanzaba desde finales de 2015. La subida se produce tras conocerse la explosión de oleoducto en Libia.

Con todo, también en Estados Unidos se espera una sesión de volúmenes de negociación escasos. Con todo, los mercados están prácticamente en la mitad del llamado “Santa Claus Rally”, que cubre  los últimos cinco días de negociación del año y los dos primeros del siguiente.  Durante estos siete días el S&P 500 suele ganar de media un 1,35%, de acuerdo con los datos de LPL Research.

Durante la sesión se espera la publicación de los datos de confianza del consumidor en diciembre y las ventas de viviendas existentes de noviembre.

En estos momentos, el futuro del Dow Jones sube un 0,02%, los del S&P 500 avanzan un 0,09% y los del Nasdaq avanzan apenas un 0,07%.

Desde el punto de vista empresarial, Elon Musk, el fundador y consejero delegado de Tesla, ha anunciado a través de Twitter que la compañía planea poner en el mercado un nuevo pickup después de que lo haga con el modelo Y. El millonario sudafricano afirma que “está deseando construirlo”. 

Por otro lado, pendientes de Apple, que ayer sufrió caídas en bolsa tras anunciar unas ventas menores de las esperadas del iPhone X y hoy parece que los futuros anuncian una ligera recuperación.

También podría subir Amazon tras conocerse las buenas cifras de ventas de la actual temporada navideña después de que su altavoz inteligente se haya convertido en uno de los productos más vendidos del año.