¿Se imaginan en un escenario como el actual un default técnico USA por su imposibilidad política de aumentar la deuda? ¿se imaginan el cierre de su Administración por la falta de fondos?.
Hubiera sido horrible. Tanto que muchos analistas lo consideraban (casi) imposible. Y tenían razón. Creo.

Según algunos medios, el Presidente y el Congreso han firmado  un acuerdo que evita durante los próximos dos años los dos riesgos anteriores. Y es importante que sea cierto, considerando que ya en principio durante la semana próxima se alcanzará el límite actual de endeudamiento. De hecho, ya se alcanzó en marzo pasado lo que ha obligado al Tesoro a utilizar medidas extraordinarias de financiación que alcanzarían su límite el 3 de noviembre. El límite oficial de deuda es de 18.1 tr. $. El acuerdo, 80 bn. $ en gasto extra y elevar el techo de la deuda, deberá ser votado lo antes posible por las Cámaras. Y debo admitir que dentro del Partido Republicano no todo está decidido, pese a la posición favorable al acuerdo de sus líderes.



¿Contrapartidas? Mayor gasto por recortes en sanidad y seguridad social. Aunque lo cierto es que no son públicos la mayoría de los detalles, tanto de ajustes de gasto e ingresos, como de la distribución del aumento del gasto permitido.
Los 80 bn. de gasto adicional en 2 años se repartirían entre 50 bn. este año y otros 30 bn. en 2017. Equivalen a un 0.4 % del producto en este periodo. Con todo, si la necesidad imperiosa de aumentar el límite de deuda debe ser ya alcanzada el acuerdo sobre el gasto podría aplazarse hasta principios de diciembre.

El Secretario del Tesoro USA ha considerado el acuerdo como imprescindible para evitar un "terrible accidente". ¿Les suena este término? Al final, vivimos de tomar medidas en el terreno político a nivel mundial que previenen accidentes. Pero lo cierto es que el subyacente, económico, financiero y político, es susceptible de facilitar que estos accidentes se repitan en el tiempo. Por ejemplo, la continua elevación de la deuda pública en USA y los retos a medio y largo plazo que supone la demografía, pensiones y sanidad. Por no hablar, naturalmente, de la evolución del coste financiero. Ahora parece inimaginable pensar en tipos de interés "normales históricos" reales de 2-3 % frente al nivel nulo actual en 10 años. Ya sé que me dirán que, en consonancia, el crecimiento potencial también debe aumentar hasta hacerlo coherente. En estos momentos el crecimiento potencial USA se estima en niveles del 2.0 %.

Una cosa más....¿aumenta el acuerdo alcanzado el margen de maniobra de la Fed? Siempre y cuando, naturalmente, sobre la decisión reciente de la Fed de esperar acontecimientos haya pesado el riesgo de default y parálisis de la Administración. Desde luego, si ha sido así, no lo ha dicho oficialmente.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España