Los principales índices de la bolsa de Nueva York se dividen entre las pérdidas y las ganancias en la apertura de una sesión marcarda de referencias macroeconómicas al otro lado del Atlántico, entre los que destaca el incremento de los gastos personales. El Dow Jones retrocede, lastrado por los descensos de Nike.

Apertura plana en Wall Street después de que ayer ya se registrasen avances, una vez que algunas empresas estadounidenses comunicaran que el ahorro que supondrá en sus cuentas las reforma fiscal, lo emplearán en subir los salarios y en nuevas construcciones. Entre otras, Wells Fargo, AT&T, Boeing y Comcast, han comunicado bonus entre sus empleados, aprovechando los ingresos extra que les generará la rebaja de impuesto de sociedades de la reforma fiscal. En concreto, el Dow Jones subió el jueves un 0,23%; el S&P 500, un 0,20% y el Nasdaq, un 0,06%.

En Estados Unidos, a partir de hoy el presidente Trump dará el visto bueno definitivo a la reforma fiscal americana, después de que Senado y Cámara de Representantes la aprobasen durante la semana. El miércoles fue el turno de los senadores, que aprobaron la reforma, que incluye una reducción del impuesto de sociedades desde el 35% actual al 21%, mientras que el jueves fue ratificada por los congresistas.

Aunque según distintos medios la firma podría producirse hoy, 22 de diciembre, el riesgo de dejar la firma para la primera semana de enero de 2018 estaría en que la entrada en vigor de la reforma fiscal podría llegar a retrasarse a 2019.

En el plano macroeconómico, el Departamento de Comercio ha informado de que el gasto de los consumidores, que representa más de dos tercios de la actividad económica estadounidense, subió un 0,6% en noviembre, en dato revisado. Economistas encuestados en un sondeo de Reuters habían estimado un incremento del 0,5%, tras un crecimiento inicialmente cifrado en el 0,3%.

Por su parte, los ingresos personales aumentaron un 0,3%, tras caer un 0,4% en octubre, al tiempo que los salarios se incrementaron un 0,4%.Con el gasto superando al ingreso, los ahorros cayeron hasta 426.200 millones de dólares.

Por su parte, el Departamento de Comercio ha informado de que los pedidos de bienes duraderos en general repuntaron un 1,3% en noviembre  debido a un incremento del 4,2% en la demanda de equipamiento de transporte. En comparación mensual, los pedidos de bienes duraderos bajaron un 0,4%. El dato interanual está por debajo de lo esperado por los analistas de Reuters (2%).

Los pedidos de bienes, excluyendo los pedidos del sector defensa y aviones, bajaron un 0,1% en comparación mensual, mientras que en comparación con noviembre de 2016 se incrementaron un 0,8%.

Con todo, en la apertura de la sesión, el Dow Jones pierde un 0,07%, y el Nasdaq, un 0,10%; mientras que el S&P 500, sube un 0,02%.

Con el índice industrial en los 24.764,04 puntos, las ganancias las lidera Cisco, que sube un 0,55%, por delante de Du Pont y de American Express, que avanzan un 0,40% y un 0,39%, respectivamente.

Nike encabeza las pérdidas al caer un 6,30%; seguida de Intel, que cede un 0,60% y de Walt Disney, que retrocede un 0,40%.

En la apertura de la sesión en Wall Street, el euro mantiene el cambio en los 1,185 dólares.

Los precios del petróleo siguen retrocediendo, con el Brent cediendo un 0,45%, hasta los 64,64 dólares, al tiempo que el West Texas pierde un 0,65%, hasta los 57,98 dólares por barril.