Se espera una apertura ligeramente a la baja en Estados Unidos influenciado por el comportamiento y reacción que ha tenido el mercado europeo a los comentarios del BCE en donde se han intentado curar en salud, pero se nota que los vientos han cambiado. También tendremos volatilidad por el veredicto de los operadores a los numerosos resultados empresariales que hemos tenido.
 
El protagonista de la sesión en Estados Unidos no está en Wall Street, sino en el Banco Central Europeo.  El BCE ha mantenido los tipos de interés, el programa cuantitativo, la tasa de depósitos en negativo, todo lo esperado, pero donde hemos tenido movimiento de verdad ha sido en la rueda de prensa.

Resumiéndolo todo mucho, ha habido una seria retahíla de advertencias de que el programa cuantitativo no puede durar para siempre pero mientras se daba con la mano izquierda, también se intentado calmar con la derecha a los mercados, pues la volatilidad ha aparecido de manera fuerte tanto en el mercado de deuda como en el mercado de divisas. Los intentos para calmar a los mercados han venido diciendo que una retirada del programa cuantitativo no sería brusca, pero emplaza a todo el mundo a la reunión de diciembre que es donde se dirá que es lo que van a hacer los próximos meses, así que si sumamos las expectativas que existen de que la Reserva Federal suba los tipos de interés, vamos a tener un diciembre de lo más divertido.

Mucha volatilidad en el mercado de divisas, con un incremento fuerte del euro contra el dólar, y además una bajada también fuerte de los precios de la deuda de Alemania, lo que implica una subida de tipos de interés. Sin embargo, el mercado sigue con esa debilidad y en estos momentos tenemos un movimiento contrario, el dólar empieza a ganar fuerza y además la deuda se pone a bajar tipos. Dado que hay que digerir lo que está diciendo Mario Draghi, hay que dejar tranquilo al mercado hasta que se asiente la polvareda que se ha montado, aunque lo que queda claro es que los vientos que vienen desde los bancos centrales han cambiado. Como intento final de calmar a todo el mundo, ha dicho que no se ha discutido sobre la reducción del programa cuantitativo o el punto final de las compras de deuda, lo que deja abierta posibilidad de una extensión, aunque si consideramos que él piensa que la inflación va a seguir acelerando, sólo hay que unir los puntos que ha dibujado.

Por otro lado, la temporada de resultados sigue su curso y los que nos van a influir en la sesión de hoy son los siguientes:

- EBay presentó ayer tras el cierre unos resultados con unos beneficios de 0,36 $, peor de lo esperado que eran 0,44 $ y además bajando desde los 0,45 $ del mismo período del año pasado. Ajustados son beneficios de 0,45 dólares.
Las ventas suben el 5,5% hasta los 2220 millones de dólares.

Las previsiones para el último trimestre son unas ventas que van en una horquilla desde los 2360 millones de dólares hasta los 2410 y unos beneficios ajustados entre 0,52 $ y 0,50 y cuatro dólares, ligeramente por debajo de la franja esperada por el mercado.

El mercado está castigando a la acción en el fuera de horas con un descenso cercano al 5%.

- Mattel presentó ayer resultados del tercer trimestre con unos beneficios de 0,68 $, por debajo de lo esperado que eran 0,71 $ pero subiendo desde los 0,66 $ del mismo período del año pasado. Los resultados ajustados son unos beneficios de 0,7 $ por acción.

Las ventas ascienden muy ligeramente hasta alcanzar los 1800 millones de dólares, con un incremento del 3% en Estados Unidos pero en la división internacional descienden -4%. Si quitamos los movimientos de las divisas, las ventas hubiesen subido un 2%.

- Verizon presentó resultados de beneficios por acción del tercer trimestre de 0,89 $, peor de lo esperado que eran 0,99 $ y además bajando con respecto a los del año pasado que fueron precisamente esos 0,99 $. Ajustados son 1,01 $.

Las ventas descienden hasta los 30.900 millones de dólares desde los 33.200 del año pasado, por debajo de lo esperado que era estar ligeramente por encima de los 31.000.

Los clientes de servicios inalámbricos se incrementan mucho menos de lo esperado.


- Bank of New York Mellon presentó no resultados del tercer trimestre con unos beneficios de 0,9 $, por encima de lo esperado que eran 0,81 $ y también por encima de los 0,74 $ del mismo período del año pasado.

Las ventas totales suben a 3900 cuenta millones de dólares, lo que significa un incremento del 4%, también por encima de lo esperado.

Los ingresos por intereses netos suben el 2% con respecto al año pasado gracias a que ha ido deshaciéndose de activos con un rendimiento más bajo, lo que incluye depósitos de alto rendimiento.

Los activos bajo gestión suben el 5,5% con respecto al año pasado hasta alcanzar los 1,72 billones de dólares

- American Airlines presentó no resultados del tercer trimestre con unos beneficios de 1,49 dólares por acción, bajando desde los 2,49 $ del mismo período del año pasado, peor de lo esperado que eran 1,57 $. Ajustados son 2,8 $, por encima de lo esperado que eran 1,69 dólares.

Las ventas bajan de 10.710 millones de dólares a los 10.590, por encima de lo esperado en 400 millones.

- Pultegroup presentó resultados de beneficios del tercer trimestre de 0,37 $, peor de lo esperado que eran 0,44 $ pero subiendo desde los 0,3 $ del año pasado. Ajustados son 0,43 $.

Las ventas totales suben hasta los 1940 millones de dólares, lo que implica una subida de casi el 30%, lo esperado.

Los nuevos pedidos suben hasta los 4775, un incremento del 17%, por encima de lo esperado.

- American Express presentó ayer tras el cierre unos resultados de beneficios del tercer trimestre de 1,2 dólares por acción, mejor de lo esperado que eran 0,96 $ pero bajando desde los 1,24 dólares del año pasado. Ajustados son 1,24 dólares, por encima de lo esperado.

Las ventas bajan hasta los 7780 millones de dólares, algo más del -5%, pero hay un aumento en el gasto en tarjeta de crédito y también en las tasas por las tarjetas de crédito.

Con respecto a las perspectivas, espera que los beneficios por acción ajustados se muevan para el año en la horquilla de 5,9 $ a 6 dólares, moviendo al alza dicha horquilla con respecto a previsiones anteriores.

El mercado se está tomando muy bien todas las cifras y suben el fuera de horas más del 5%.


-Travelers presenta resultados de beneficios de 2,45 $ por acción, por encima de lo esperado que eran 2,31 $ pero bajando desde los 2,97 $ del año pasado. Ajustados son 2,4 $ por acción, mejor de lo esperado que eran 2,38 $ pero bajando desde los 2,93 $ del año pasado.

Las inscripciones netas premium aumentaron el 3,2% hasta alcanzar los 6390 millones de dólares, ligeramente por encima de lo esperado.

El siguiente punto de movimiento son los datos macroeconómicos y antes de la apertura hemos conocido tanto el paro semanal como el índice de manufacturas de la Reserva Federal de Filadelfia.

Con respecto al primero, tenemos una lectura por encima de lo esperado y que se aleja de las cifras de la semana pasada, pero en realidad nada ha cambiado porque seguimos en cifras muy bajas y la condición general sigue sirviendo de apoyo para que la Reserva Federal suba los tipos de interés. Para el segundo, tenemos una lectura mejor de lo esperado pero es un paso atrás, aunque rascando por dentro vemos que los indicadores de medio plazo, como los nuevos pedidos o el gasto de capital se han disparado, algo que avisa de buenas noticias en los próximos meses, que también es favorable a la Reserva Federal, por lo que los dos datos son buenos para la economía pero dejan un cierto sabor amargo a los operadores.

En movimiento general, es importante ver cómo acaba el mercado de interpretar lo que ha dicho el BCE, porque en estos momentos se está jugando con una especie de carrera entre los dos bancos centrales a ver quién es el primero que sube los tipos de interés o por lo menos cómo es de grande la diferencia entre el movimiento de uno con respecto al otro. Cuanto más tardío pueda ser el cambio en el BCE, más apoyo puede tener el dólar. Si el mercado decide que la diferencia entre ambos no se va a extender más de lo que ya se cree en estos momentos, el euro puede tener un poco más de apoyo y no darle tanta rienda suelta al dólar.

En el aspecto técnico, estamos en un momento bastante importante, porque ayer la volatilidad rompió por abajo la lateralidad de corto plazo, pero el futuro del SP 500 no rompió al alza, así que seguimos con muchísimas dudas. La volatilidad estar rozando la media de 50 sesiones y el MACD se estrecha pero no acaba de cerrar la señal alcista, así que hay que seguir muy atentos la evolución de los próximos días.

vixsp


Luis Javier Diez.