Este jueves el Banco Central Europeo (BCE) anunciará su decisión sobre los tipos de interés y, aunque el consenso no espera cambios a la política monetaria, todos estarán pendientes de las palabras de su presidente, Mario Draghi.EL CONSENSO VS LOS MERCADOS
Con todos los inversores pendientes -primero del comunicado del BCE a las 13:45 y después de las palabras de Draghi a las 14:30 horas- hay indicios de que el consenso y los mercados no están de acuerdo con los posibles resultados de las decisiones sobre la política monetaria.
Sólo cinco economistas de 55 en una reciente encuesta de Bloomberg apuestan por una bajada de los tipos de interés en 10 puntos básicos hasta el 0,05%. Los otros 50 no esperan ningún cambio.
El mercado descuenta un recorte de tipos
Sin embargo, los expertos de BNP Paribas afirman que los mercados sitúan la probabilidad de este recorte en un 50%. Esta semana han señalado que el Eonia (índice medio del tipo del euro a un día que procede de las operaciones de crédito interbancario) se encuentra en terreno negativos. “Si el mercado descuenta ahora algo en terreno negativo, significa que el mercado descuenta un recorte en los tipos”, han explicado.
LAS PREVISIONES DEL BCE TENDRÁN QUE CAMBIAR
Ninguno de los analistas consultados por Bolsamanía espera que el BCE mueva ficha con los tipos de interés, pero, aún así, hay muchas cartas sobre la mesa.

El BCE tendrá que recortar sus previsiones del PIB e inflación
En primer lugar, Christian Schulz, economista senior de Berenberg, recuerda que el BCE actualizará sus previsiones y afirma que la autoridad monetaria “tendrá que recortar sus previsiones para el PIB de la Zona Euro, ahora en el 1,0% y el 1,7% para este año y 2015, respectivamente”. También anticipa “otro fuerte recorte” en la estimación de inflación actualmente en el 0,7% para 2014 y 1,2% para el año que viene.
Aunque Schulz no ha ofrecido sus expectativas sobre las previsiones del desempleo, cabe destacar que las anteriores del BCE se situaron en el 11,6% para 2014 y el 11,3% para 2015.
A FALTA DE ACCIÓN, LA ATENCIÓN SE CENTRA EN LAS PALABRAS
A partir de las posibles palabras de Draghi comienzan las matices en las opiniones de los expertos. Desde Berenberg, admiten que “no esperamos que Draghi anuncie detalles sobre nuevos estímulos, pero probablemente enfatizará la idea de que consideran todas las opciones incluyendo aquellas a gran escala como una QE”.
De forma parecida, los economistas de Capital Economics consideran que “las concesiones que hizo Draghi en su discurso en Jackson Hole permiten intuir que, aunque el BCE esperará a conocer los efectos de las medidas anunciadas en junio (bajada de tipos y TLTRO que se inyectan este septiembre), reiterará la idea de que está preparado para hacer todo lo posible si es necesario”.
Leer el discurso de Draghi en Jackson Hole aquí.
Christopher Vecchio, analista de divisas de DailyFX, explica que esperar “algo más” es ilógico. “Es demasiado pronto para una QE (medidas cuantitativas) y no tiene sentido realizar otro recorte en los tipos debido a las condiciones regionales de liquidez”, explica.

Las opciones del BCE están limitadas
En esta línea, Simon Smith, economista jefe de FxPro, afirma que “las opciones del BCE están limitadas”. Sugiere que el programa ABS (compra de activos), aún con el nombramiento de BlackRock como consultora para el plan, no está completamente terminado. “Desde un punto de vista práctica, da la impresión de que el BCE no sea capaz de lanzar el 'gran bazuca' que quiere ver el mercado”, comenta Smith.
Pero Schulz espera al menos que “Draghi anuncie que los preparativos técnicos para un programa de compra directa de bonos soberanos a gran escala, es decir, la QE, comenzarán”. No obstante, este economista de Berenberg no anticipa que el BCE revele ni detalles ni cantidades y “probablemente pospondrá cualquier decisión sobre si, de verdad, activará este programa”. Schulz da una probabilidad del 60% de verlo antes del fin de año.

OTRO LLAMAMIENTO A LOS GOBIERNOS
Ante esta supuesta falta de acción directa mañana, Chris Williamson, economista jefe de Markit, ha señalado el miércoles con la publicación de los datos del PMI servicios de la Zona Euro que Draghi tendrá más pruebas para su defensa a la hora de explicar por qué el BCE no actúa.

Tal y como hizo en Jackson Hole, Draghi ha insistido en varias ocasias en que el BCE no puede salvar sólo a la economía de la región de la “moneda única” y ha instado a los Gobiernos a tomar iniciativa. Según Williamson, los “impresionantes resultados de Irlanda y España” darán artillería a Draghi en este sentido. “Las recuperaciones en otros países están siendo frenadas por la falta de reformas estructurales exitosas y no por una falta de estímulo del banco central”, es lo que este experto considera que será el argumento del máximo dirigente de la autoridad monetaria de la Zona Euro.
Si los Gobiernos no actúan, los estímulos del BCE no ayudarán
“Los datos del PMI se suman a la opinión de que, si los Gobiernos no toman medidas contundentes para impulsar la competitividad y la productividad, el rendimiento económico seguirá siendo decepcionante, incluso con nuevas medidas del BCE”, concluye Williamson.