La debilidad de los principales mercados del  mundo es latente. Tras recuperarse de la corrección de febrero, los índices europeos han sido incapaces de recuperar su tono. Pero eso no es lo peor porque parece que desde un punto de vista técnico hay una figura que podría estar adelantando más caídas, el llamado “cruce de la muerte”.

El DAX, el Stoxx 600 y el SMI suizo podrían estar a punto de unirse al Stoxx 50 y el FTSE 100, que ya estarían dibujando el mismo patrón. Eso, al menos, es lo que señala la agencia Bloomberg en un artículo que publica hoy mismo.

El viernes pasado era el bitcoin el activo que se enfrentaba con esta terrible figura que se produce cuando se cruzan la media móvil de 50 y 200 sesiones. En concreto, cuando la primera se sitúa por debajo de la segunda, lo que indica un deterioro del momento en el corto plazo. Señalan en Bloomberg, que entre los principales índices europeos, solo el de Amsterdam y el de Milán se están resistiendo a este patrón.

Cruce de la muerte DAX

Mientras tanto, Estados Unidos sigue mostrando una mayor fortaleza que los índices europeos. Indican en Bloomberg que la media móvil de 50 sesiones del S&P 500 cotiza un 7% por encima de la de 200 sesiones. El porcentaje es un 9% en el Nasdaq.

Todo esto se produce en una semana clave para los mercados, ya que los inversores se enfrentan a la reunión de la FED durante el martes y el miércoles. Los inversores descuentan que en esta ocasión la institución que preside Jerome Powell podría elevar el precio del dinero en un cuarto de punto. Pero lo que pone nerviosos a los inversores son las previsiones que hagan los miembros del Consejo Federal del Mercado  Abierto (FOMC) y si sus estimaciones apuntan a más de cuatro subidas este año.