“A pesar de las últimas correcciones, sigue vigente nuestra recomendación de privilegiar la renta variable como activo director en carteras”, afirman tajantes los analistas de Banco Santander Private Banking, pues consideran que la geopolítica, como imponderable que es, “no debe, de momento, hacernos perder la perspectiva”.
En este sentido, la firma señala que a día de hoy, la perspectiva “nos dice que el ciclo económico mundial va a más, especialmente en Estados Unidos y Reino Unido. El fortalecimiento del ciclo mundial al que apuntan los datos cualitativos de sentimiento, y la derivada lógica en beneficios, son dos argumentos de peso que terminarían prevaleciendo frente a la geopolítica”.
Es más, para estos expertos “el hecho de que la fase alcista bursátil en Europa esté menos madura que en Estados Unidos puede ser indicativo de que el potencial de revalorización del Euro Stoxx es mayor que el del S&P 500. Lo anterior cobra especial relevancia si los beneficios siguen creciendo y el contexto de precios permite a las compañías de la Zona Euro volver a elevar el margen EBITDA desde el 15,2% actual hasta cotas próximas a los niveles de los años previos (por encima del 16%)”.
De hecho, los resultados mejores de lo esperado de E.ON (1.530 millones de euros frente a los 1.460 millones estimados por el mercado) y Swiss Life (484 millones de francos suizos por encima de los 456 millones previstos), han pesado este miércoles más sobre el ánimo de los inversores que los datos macro y las tensiones en Ucrania e Irak.

EL IBEX 35 SE ACERCA A LA PRIMERA ZONA DE RESISTENCIA IMPORTANTE
Así, las bolsas europeas cierran la jornada con subidas del 1,10%. Explica Dirk Thiels, de KBC Asset Management, en declaraciones a Bloomberg que quizá lo peor haya pasado en el plano de los resultado empresariales europeos y “dado que los fundamentales no han cambiado y la economía global todavía va por el buen camino, veo la reciente corrección como una oportunidad de compra”.
Por su parte, el Ibex 35 se ha anotado un 0,61%, hasta los 10.304,00 puntos. Técnicamente, José María Rodríguez, analista de Bolsamanía, señala que por ahora “no hay nada nuevo bajo el sol”. Ahora bien, recuerda que cada vez queda menos para que comprobemos la reacción del selectivo español ante la resistencia, antes soporte, de los 10.420-10.245 puntos.
En este sentido, Rodríguez considera que de cerrar por encima de dicho nivel no habría “zonas de control” importantes hasta los 10.707 puntos, hueco bajista que el Ibex 35 se dejó el pasado 1 de agosto.

¿ES MOMENTO DE COMPRAR?
De vuelta a la cuestión, clave, de ¿comprar o no comprar? El analista independiente y colaborador de SeekingAlpha, William Hubbard, señala que los ciclos temporales persisten (“a pesar de la influencia de los operadores de alta frecuencia) y la Reserva Federal (Fed) no va a endurecer su política monetaria probablemente en los próximos seis meses. Por lo que concluye que la renta variable “aún tiene vida”.
Considera que “los inversores deben aprovechar los descensos para reevaluar las tendencias e inversiones y tomar ventaja de un movimiento mayor al alza en los mercados”. Ahora bien, aconseja considerar el uso de “opciones para proteger o amortiguar” las posibles desviaciones que se produzcan.
“Independientemente de cómo se estructure la inversión, la clave del éxito durante el próximo año será la vigilancia hacia el riesgo individual de los valores, los acontecimientos geopolíticos, las elecciones y la Fed. No se deje engañar por los medios (…) por lo menos hasta abril de 2015, será momento de comprar acciones”.