Las bolsas europeas a estas horas se mueven moderadamente a la baja. Nada importante y la tendencia alcista de fondo se mantiene. Aunque vendría muy bien que el NYSE rompiera la resistencia 11.100 para tener las cosas más claras. Porque en muchas otras ocasiones ha llegado ahí y ha parado a todos los demás.
 
Los sectoriales de energía que sigue asustado por la constante debilidad del petróleo, y el de automoción, anulan los buenos augurios de Axa tras sus resultados.

 
También ha dejado algo de mal sabor de boca, ver que Varoufakis, el mediático ministro de finanzas griego, no ha tardado ni 24 horas, en una vez conseguida la extensión del rescate, cambiar el chip de cordero, y empezar a dejar caer que se iniciará de inmediato la negociación para la “reestructuración” de la deuda griega. Palabra que desapareció por completo del léxico de Syriza hace unos días y que ya está otra vez ahí. Además de otros comentarios. Schauble se ha apresurado a comentar que Grecia no verá dinero si no cumple. Y en suma quien más quien menos, tiene claro que esto de Grecia y el euro sigue siendo algo de muy difícil arreglo, y que no tardaremos mucho en volver a tener más problemas al respecto.
 
Las declaraciones de Varoufakis no dejan pie a la interpretación, ha dejado claro que ellos han buscado una prórroga de 4 meses, en la que buscan eliminar las medidas recesivas y renegociar un acuerdo. Es decir en cuanto se ha conseguido la extensión, se ha vuelto al lenguaje anterior. Todo está como estaba hace pocos días.
 
Aunque es un tema que ha dejado de estar de moda, también se mira con preocupación a Ucrania, ya que cada día se ve que el alto el fuego no es más que un rearme de ambos países en conflicto, y que las cosas se van a poner peor. Algunos vecinos de Rusia están reinstaurando el servicio militar ante el miedo de que Putin ponga sus ojos en sus países.
 
En fin, mejor vivir en bolsa, con aquella norma de ¡Carpe Diem!, porque el futuro nadie lo sabe.  Seguro que a lo largo de 2015 pasarán cosas para bien y para mal, que ni siquiera podemos intuir ahora.
 
¿Será por eso que los mejores sectoriales del S&P 500 de los últimos 5 días son utilities y cuidados de la salud? Los ultradefensivos otra vez… Los peores son financieros, que no terminan de levantar cabeza, y el de energía que sigue sufriendo por el petróleo.
 
Hoy Arabia Saudita ha mandado un mensaje para quien lo quiera oír. Según ellos la demanda mundial está creciendo, y los mercados “están tranquilos” a estos niveles. Léase que hay crudo bajo para rato…
 
Y de momento, a pesar de las bajadas de hoy, lo que tenemos es tendencia alcista clara.
  
Y mientras, en renta fija sigue el surrealismo y la madre de todas las burbuja, vean en este gráfico de Bloomberg, la curva de deuda alemana. De 6 años para abajo todo con rentabilidad negativa. Esto no tiene lógica y va contra natura, es imposible que sigamos así sin efectos secundarios, pero como viene bien a las bolsas, nadie protesta. Si fuera al revés serían los malvados especuladores que están manipulando la deuda. Como nunca antes en la historia había pasado, no sabemos qué efectos secundarios tóxicos puede tener esto.
 
s1
 
La subasta de hoy de deuda a alemana a 5 años se ha dado a tipos negativos.
 
Esto es como Alicia en el País de las Maravillas, ¡Feliz no cumpleaños!
 
Como puede verse en este gráfico de un artículo de JL Martínez Campuzano de Citi, las emisiones globales de papel se han estabilizado:

s2

 

 

Pero siguen muy por encima de los niveles que eran normales antes de la crisis de 2.008, que marcó un antes y un después en estos temas.
 
Pasemos a otro tema.
 
Hay un estudio realmente muy interesante, sobre las rentabilidades tan enormes que ha tenido Warren Buffets desde siempre.
 
Buffett’s Alpha
Andrea Frazzini, David Kabiller, and Lasse H. Pedersen
 
Es indudable que su talento como gestor no hay quien se lo quite, pero en el estudio aparecen algunas cuestiones que no están al alcance de todos.
 
Hay algunas conclusiones interesantes del estudio:
 
1-      En primer lugar que es innata la calidad del gestor escogiendo valores lo que influye mucho en el resultado final. Esto ya lo teníamos claro.
 
2-      En segundo lugar, otra cosa conocida que Buffett siempre seleccionaba valores por fundamentales muy bien situados con PER razonables, baratos, con buenas perspectivas.
 
 
3- Pero además, el estudio demuestra que otra de las llaves del éxito, está en el apalancamiento que ha usado Buffett, y que lo cifran en 1,6 a 1. Este apalancamiento ha sido vital para conseguir esos resultados tan buenos.
 
Y además tenía la ventaja de que ese apalancamiento lo conseguía con un coste financiero mínimo, pues usaba para ello parcialmente el flotante de las aseguradoras (dinero que queda sin usar entre que se recolectan los pagos y se pagan los seguros) junto con una tasa de financiación baja.
4-      Por último, destaca el estudio que en la cartera los drawdowns muy duros han sido frecuentes. Por ejemplo destaca como entre 1998 a 2000 perdía casi el 44% mientras que el mercado subía más del 30%. Cualquiera que haya estado metido en el mundo de la gestión sabe con la facilidad que uno pierde los clientes si sucede tal cosa, pero Buffett, no tenía problemas, aguantaba los drawdowns hasta que venían las vacas gordas. No todo el mundo es capaz, o no tiene medios de aguantar este tipo de cosas.
 
En fin, son algunos detalles interesantes, sobre las operaciones de este genio de las finanzas y además una buena persona, por algo le llaman el sabio de Omaha.