Ayer el BCE nos dejó tocados al decir que no tenía plena confianza en que la inflación alcanzase el objetivo, lo que dejó tocado al sector bancario.

Algunos resultados empresariales dentro del sector bancario tampoco han gustado, lo que ha hecho que sea uno de los peores del día, sin embargo, Europa esta alejándose de los mínimos de la sesión basándose en los datos macroeconómicos que hemos conocido durante los primeros minutos de la apertura.

Por un lado, aparecen cifras de producto interior bruto de crecimiento en Francia, menor de lo esperado, pero compensa España con cifras de crecimiento superiores a lo esperado.

También tenemos una clara mejora de las ventas minoristas tanto de Alemania como de España.

Con todo lo anterior, volvemos a recordar que el BCE ayer dijo que la situación estaba yendo a mejor.

Si a todo esto empezamos a sumarle algunos resultados empresariales muy puntuales y buenos como por ejemplo los de Renault que está subiendo más del 3,5% o incluso una mejora de recomendación sobre el súper sector de recursos básicos, tenemos que en estos momentos es precisamente el súper sector de recursos básicos el mejor de Europa con un incremento del 0,92%, automoción y recambios sube el 0,37% y además viajes y ocio esta subiendo también 0,54%.

En estos momentos las pérdidas se están reduciendo y el súper sector bancario está descendiendo solo -0,14%.

Como podemos ver, tenemos cierta volatilidad en el intradía por los factores que hay que sumar, pero ahora mismo, teniendo cuenta que el lunes es festivo en gran cantidad de mercados europeos, todo mundo está preocupado por las figuras bajistas que podrían dejarse en gráficos semanales en multitud de valores que nos pondrían el alerta de cara a la semana que viene en donde entramos en la recta final de las elecciones francesas y con una extrema derecha que está adoptando al 100% la táctica de Donald Trump que les hizo ganar, por lo que la tensión subyacente vuelve a crecer otra vez.