Una serie de resultados negativos y un mal dato de ventas de viviendas nuevas en EEUU al peor nivel en varios meses, causa bajadas moderadas, aunque el día se puede calificar de transición.

Las bolsas europeas no han podido seguir hoy la racha alcista y todas han terminado con bajadas moderadas.
 
La temporada de resultados empresariales está en todo lo alto y llevamos un par de días, en los que parece que nos hemos olvidado momentáneamente, de otros temas, como las alturas de Wall Street, la crisis de Ucrania, o por el lado positivo de la posible QE en Europa.
 
Nos estamos limitando a dejarnos llevar por la frenética actividad corporativa. Si ayer nos impulsaba al alza la oleada de fusiones y adquisiciones en el sector farmacia, hoy han resultado decisivos algunos resultados negativos como por ejemplo los de Ericsson que han lastrado a las tecnológicas.
 
Tras una mañana muy lateral, nos ha dado el remate bajista un sorprendente mal dato de ventas de viviendas nuevas en EEUU al peor nivel en bastantes meses, y esta vez sin que se le pueda echar la culpa al tema de la nieve.
 
Desde el punto de vista técnico, no hay grandes novedades, y seguimos dentro del rebote alcista, impulsado por el toque hace unos días del Nasdaq, en su media de 200.
 




Muy interesante el buen resultado de la subasta a 10 años en Portugal. El bono portugués a 10 tras la subasta se ha ido a mínimos de rentabilidad de 8 años y ayuda a los demás bonos periféricos como el, español, que está en 3,05% muy cerca de su mínimo histórico, y lo que no deja de ser una red de seguridad para las bolsas europeas.
 
Estamos en plena temporada de publicación de resultados.
 
 
Por cierto que de toda esta maraña de resultados, emerge un factor claramente positivo en la campaña en EEUU. Se ha dado cuenta Bespoke. El porcentaje de valores que están dando previsiones positivas comparadas con los que dan previsiones negativas, es positivo desde hace mucho tiempo. Desde mediados de 2011, siempre era negativo, es decir había más compañías que daban peores previsiones que mejores. Y este trimestre por fin ha cambiado.
 
Es un dato más importante de lo que parece.
 
También hemos tenido dato de PMIs en la zona euro, y más de lo mismo. Francia peor de lo esperado, tanto en servicios como en manufacturas y Alemania mejor de lo esperado. Francia sigue teniendo problemas. Se ha hecho el remolón en pasar el calvario de casi todos los demás, pero al final no va a tener más remedio. El euro se ha tomado a bien estos datos, y se ha mostrado fuerte tras la publicación lo que sigue siendo negativo para la economía europea.
 
Son tiempos de subidas de tipos en algunas grandes potencias. Aún no, pero puede que en menos de un año sea así. Y teniendo en cuenta que las bolsas lo anticipan todo ¿nos debe preocupar? Pues hay que remitirse a la historia.
 
Vean primero este gráfico.
 



 
 
Lo encontré por twitter el fin de semana y me lo guardé porque creo que deja claro bastantes cosas.
 
La primera, que no necesariamente un ciclo de subidas de tipos conlleva que la bolsa caiga, como podemos ver en el primer ciclo de los tres del gráfico. Y la subida de la bolsa fue de aúpa.
 
En los otros dos si cayó la bolsa, pero es muy importante ver igualmente, que eso sucedió bastante tiempo después de que la subida de tipos se iniciara. Pero bastante después, así que a tomar buena nota en UK y en EEUU, la subida de tipos no tiene por qué hacer bajar a las bolsas ni a corto ni a medio. Otra cosa, claro está, es el corte de la QE, que es otra cuestión muy diferente, y con pocos precedentes históricos.
 
Se habla mucho de lo que dijo Citi, ayer de que había más del 50% de posibilidades de una QE. Y ya saben lo que pienso, si esto fuera así, vamos a subir, mucho, posiblemente mucho más de lo que nadie imagina a priori, pero claro, está aún no es nada seguro ni mucho menos. En este enlace pueden ver mucho más sobre este análisis de Citi que tanta expectación ha causado.
 
 
Hablan de que puede ser la fecha más factible, si que es se pone en marcha, el otoño, ya que el BCE intentaría algunas jugadas en junio primero, a ver si debilita al euro, y esto ayuda a que suba la inflación. Ya saben que un euro alto, como ahora, hace los mismos efectos macro de una subida de tipos, es decir tiende a bajar la inflación más aún.
 
Y en cuanto al importe, pues mucho dinero, vean esta cita:
 
How much? We’re probably looking at a bare minimum of 1,000 billion euros ($1,381 billion), in Citi’s view, in order to have any effect. This would lift the inflation rate toward the ECB’s “below, but close to 2% target” based on estimates from the central bank that large-scale asset purchases could add around 0.5% to inflation. This compares to the Bank of England’s 375 billion pound ($630 billion)
 
Pero Bueno, todo esto, de momento son especulaciones, y la opinión de una sola entidad.
 
A corto plazo no olvidemos como posibles factores negativos el problema de Ucrania, y el posible contagio de Wall Street si le complica la vida el final de la QE y las muy altas valoraciones alcanzadas, algo que desde luego no es el caso de Europa.
 
Y para poder detectar señales de largo plazo provechosas, como hemos comentado más arriba, nada como este interesante indicador. Vean esta cita:
 
Excéntrico y amigo del lujo en su ámbito privado, de la vida pública de Martin Zweig (fallecido en febrero de 2013, a la edad de 70 años) puede predicarse que fue un brillante especulador, un reputado asesor de inversiones y un sagaz analista financiero. Su fama creció al calor del libro Winning on Wall Stret, que publicó en 1986, un clásico dentro de las obras dedicadas a enseñar técnicas de inversión. Por añadidura, Zweig condujo un boletín bursátil (Zweig Forecast) que, al decir de la Hulbert Financial Digest, fue el más exitoso entre 1980 y 1995.
 
   Dentro de las diversas técnicas expuestas en el libro Winning on Wall Stret, Zweig pasó a la fama por elaborar un sistema que empleaba el concepto de amplitud o profundidad (es decir, la cantidad de acciones que acompañan la evolución de los índices) con vistas a determinar cuándo estaba iniciándose un mercado alcista. Animado por ese afán, creó un indicador que mide el empuje alcista interno del NYSE (New York Stock Exchange).
 
   En esencia, el indicador de Zweig desencadena una señal de compra cuando, tras haber caído en sobreventa, entra en sobrecompra en un intervalo no superior a 10 días. La idea esencial es que un cambio repentino en los datos de amplitud (pasar de sobreventa a sobrecompra en un período de tiempo tan corto) encierra el mensaje de que una campaña alcista de grandes dimensiones se halla en sus primeros compases
 
Siga leyendo en el artículo original, de la web bolsasyciclos.com en este enlace:
 
 
Realmente interesante, merece la pena leerlo.

Resumiendo la sesión, bajadas moderadas en Europa, descontando infinidad de resultados y ante un mal dato de ventas de viviendas nuevas en EEUU al peor nivel desde hace varios meses.

Mañana volvemos a las actualizaciones normales.