}

    Riesgo beta

    ¿Qué es el riesgo beta?

    La beta de una acción mide el riesgo incremental que aporta una acción en relación a un índice. La beta trata de medir, por tanto, la sensibilidad de la rentabilidad de la acción a los movimientos del mercado. La Beta lo que mide es la sensibilidad de un activo respecto a los movimientos del mercado. De esta forma, una Beta igual a 1 querrá decir que tiene una correlación exacta con el mercado, es decir que, si el mercado cae un 5%, ese activo cae un 5% también. En el caso de superar el 1, el fondo o la acción serán más sensible que su índice de referencia o más volátiles. No quiere decir que superar el 1 sea malo, ya que, si el índice sube un 10%, el fondo puede hacerlo un 15%. Pero, en las caídas también puede sufrir más. Por el contrario, una Beta menor a 1 indica que el activo es menos sensible que el índice y por tanto subirá y caerá menos que el.

    ¿Cómo se calcula el riesgo beta?

    Se calcula siguiendo la siguiente fórmula

    Beta = Cov (rj, r M) / s M2

    Donde rj y r M son las rentabilidades del valor j y del mercado respectivamente, y s M2, la variación del mercado, el riesgo sistemático del mercado en su conjunto. Este riesgo denominado riesgo sistemático o riesgo de mercado no se puede eliminar al diversificar una cartera, ya que existen una serie de factores dentro del conjunto de la economía que afectan al mercado y son fuente de incertidumbre para el inversor. La beta mide la volatilidad de una acción en relación a un índice. Cuanto más alta sea, más sensible es la acción a las variaciones del índice de referencia. Una beta negativa indicará que la acción se mueve en sentido contrario al mercado, es decir, que cuando los índices suben la acción baja, y a la inversa.

    Teniendo en cuenta que la beta del mercado es igual a 1, los valores con beta superior a 1 se consideran agresivos, en el sentido de que la inversión en este tipo de valores muestra una sensibilidad alta a las fluctuaciones del mercado. En el sentido contrario, los valores con beta inferior a 1 se describen como defensivos. Si quieres invertir en acciones con perfil defensivo busca betas muy inferiores a 1. Si crees que el mercado va a subir busca betas por encima de 1,25. Si crees que el mercado va a caer busca valores con betas negativas.

    El riesgo Beta se complementa con el valor Alfa a la hora de valorar un activo o un fondo de inversión. La Beta mide la correlación o el riesgo con respecto al índice de referencia y el Alfa mide si ese activo está batiendo a ese índice de referencia. Es, por tanto, el valor Alfa un indicador empleado para conocer si un fondo de inversión o acción está batiendo a su índice de referencia o, si por el contrario no lo está haciendo. Así, en caso de tener un Alfa positivo se traduce en que un determinado activo está batiendo a su índice. Por ejemplo, si un fondo de inversión tiene una rentabilidad del 10% y su índice de referencia del 9%, quiere decir que tendrá un Alfa positivo y que el equipo gestor del fondo está añadiendo valor y gestionando bien las inversiones. Alfa y Beta se complementan, ya que el cálculo del Alfa proporciona al inversor una estimación de cuál debe ser la mayor o la menor rentabilidad que debe esperarse del valor o de la cartera, según sea el riesgo de mercado de la inversión medido por la Beta. Así, el coeficiente Alfa puede ser negativo o positivo. Así pues, uno mide la rentabilidad (Alfa) y otro el factor riesgo (Beta).

    Términos asociados

    Ratio de Sharpe

    ¿Qué es el ratio de Sharpe? Este ratio fue creado por el Premio Nóbel William Sharpe de la Universidad de Stanford y ...

    Leer más

    Indicadores de diferencia

    Se puede medir la diferencia dirección o tendencia de varias maneras: Entre un precio y un oscilador. Entre un precio y ...

    Leer más
    X
    Volver arriba