TAE
en la categoría de Hipotecas
Es la tasa anual equivalente. La TAE transforma las condiciones financieras aplicadas a un préstamo a su equivalente anual, incorporando el tipo de interés nominal, las comisiones y el plazo de amortización. Permite, por tanto, conocer cuál sería el coste efectivo o real de la operación si los tipos de interés existentes en el momento de la formalización del crédito no experimentasen ninguna variación a lo largo de la vida de éste. Permite comparar hipotecas con distinto tipo de interés (aunque, si son variables, referenciados al mismo índice), distintas comisiones e igual plazo. En otros casos la comparación estará falseada.