Prescripción
en la categoría de Fiscal
La prescripción es un modo de extinción de las obligaciones tributarias que viene producida por la inactividad de la Administración, entendida en sentido amplio, comprendiendo los Órganos de Gestión, Inspección, Recaudación y los Tribunales Económico-Administrativos.
La prescripción se aplicará de oficio, sin necesidad de que la invoque o excepcione el sujeto pasivo.
En la actualidad, desde el 1 de enero de 1999, con la total entrada en vigor de la Ley de Derechos y Garantías de los Cobtribuyentes, el período de prescripción ha quedado reducido a 4 años.
Los derechos de la Administración afectados por la prescripción son:
El derecho para determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación. (Derecho a liquidar).
La acción para exigir el pago de las deudas tributarias liquidadas. (Derecho a recaudar).
La acción para imponer sanciones tributarias. (Derecho a sancionar).