El experto ha escrito en su espacio personal sobre la evolución del petróleo en los mercados. Relata cómo ha sido su evolución en los últimos años.

La evolución del petróleo en los mercados está siendo uno de los temas más comentados por los expertos. En los últimos días su precio ha entrado en una espiral bajista que hasta ahora no se ha cortado. Y por eso se ha convertido en uno de los asuntos más interesantes por parte de inversores y analistas.

Es por eso por lo que Ed Yardeni, analista de Yardeni Research, escribe en su blog un análisis sobre la situación de esta materia prima. “Cuando el precio del barril de crudo Brent alcanzó su máximo de 145,40 dólares el 3 de julio de 2008, había un montón de expertos que hablaban de ‘pico del precio del petróleo’”, comienza.

“Los expertos del sector especulaban sobre si el precio podría seguir aumentando a 200 dólares o incluso más desde entonces, pero la demanda mundial del petróleo fue creciendo más rápido que su oferta mundial”, analiza Yardeni.

En esta línea dice que se creía ampliamente que “las reservas mundiales de petróleo” eran propensas a caer “porque se habían encontrado cosas baratas”. Las reservas restantes “requerirían precios más altos para el desarrollo”, en opinión del experto.

Por tanto, asegura que “ahora que el precio ha caído desde los 115,15 dólares de este año el 19 de junio hasta los 76,13 dólares”, la atención se centra en cómo puede caer “más allá de lo que hizo en octubre”.

Histórico del Brent


“En cuestión de unos pocos meses, el mundo de repente se reconoce que el mundo está inundado de petróleo”, apunta. “Eso es en gran parte debido al aumento extraordinario en la producción estadounidense”, destaca.

Yardeni afirma que han sido los inversores “los que han alimentado el boom de la burbuja del petróleo”. Confirma que, en muchos sentidos, se trata de una burbuja que “ha comenzado ha estallar”.

“En las últimos ocho semanas hasta la primera semana de noviembre, la producción de los Estados Unidos se ha reducido desde 0,4mbd a 9,0mbd”, concluye.