El analista comenta la actualidad económica en el programa Talking Numbers y dice que los inversores deben tener mucha precaución por un punto en concreto.
El mercado de renta variable estadounidense ha entrado en una fase de ciertas dudas ante el máximo histórico que se alcanzó a mediados del pasado mes y con la reunión de la Reserva Federal a la vuelta de la esquina, donde se efectuará el fin al programa de estímulos a la economía de Estados Unidos.

No ha pasado desapercibido ante los ojos de nadie, no podía ser de otra forma, los descensos que se han acumulado sobre el parqué de la bolsa de Nueva York. Los principales índices han retrocedido posiciones y ahora la cuestión es en qué parámetros nos debemos fijar para tomar una determinación u otra. Cuáles son los puntos en los que centrarnos para abrir posiciones o salirnos rápidamente.

Las acciones han atravesado problemas en las últimas fechas con caídas de más de un 2% desde esos niveles de record. En el transcurso de septiembre, el índice de volatilidad CBOE, a veces conocido por el mercado como "índice del miedo", ha aumentado un 36%. Sin embargo, las indicaciones técnicas y fundamentales podrían estar apuntando a una mayor ventaja para el VIX, que también podría conducir a un clima de negatividad para los inversores.

Así pues, Ari Wald, director de análisis técnico de Oppenheimer, dice que un incremento en el índice VIX tiende a ser una señal para comprar acciones. El problema, asegura, es que el VIX no ha subido lo suficientemente alto todavía. “Eso es negativo… Siempre digo ¡Atención! Eso es una señal de alerta roja”, enfatiza.

Evolución del S&P 500 vs VIX index

Evolución del S&P 500 frente al VIX


"Las oportunidades que puedes tener aparecen cuando ves estos picos del VIX en una tendencia alcista, y mirándolo ahora, está actualmente alrededor de 16, mientras que veríamos atractivo si se encontrara en la zona de 18 a 20”, expone. “De hecho 20 sería una gran oportunidad de compra… Pero no estamos ahí todavía, por lo que hay que tener mucho cuidado”, añade.

Es por eso por lo que Wald resalta que "podría haber una mayor retroceso a corto plazo en el S&P 500", en los próximos meses.