La analista se ha centrado en uno de los valores que más de moda está en estos momentos, justo cuando empieza a recibir más recomendaciones negativas.

La salida a bolsa de Alibaba ha acaparado muchos titulares y excesiva atención por parte de los inversores. El mismo día que comenzó a cotizar la firma minorista china, subió más de un 37% en Wall Street. Además de ser la OPV más alta de la historia, tuvo como respuesta la gran subida que acarreó después.

Los 93 dólares a los que cerró la acción en su día de estreno aún no los ha recuperado y fue entonces cuando muchos expertos comenzaron a apostar por este valor como opción bajista o, también, no entrar en estos momentos por el flujo de ventas que estaba arrastrando hasta ese momento y que puede seguir acumulando.

Por el contrario, para Katie Stockton, jefa de análisis técnico de BTIG, lo que se ha producido no es, para nada, una señal bajista. “No hay absolutamente nada de lo que se está señalando por parte de los analistas de que sea el momento de no tomar posiciones en Alibaba”, confronta en declaraciones a Talking Numbers.

La experta considera que las caídas que se han constatado no son más que “una mera coincidencia”. Stockton cree que fueron demasiado optimistas con el sentimiento alcista del S&P 500 cuando tocó máximos y que éste sería más creíble cuando se alcanzaron máximos históricos. (JP Morgan: ¿De qué sirven las estimaciones macro?)

“Si nos fijamos en las principales OPVs del pasado en términos históricos, el S&P 500 ha tenido más oportunidades de compra que esos lanzamientos”, asegura en referencia, principalmente, a la salida a bolsa de Visa en el 2008, la de General Motors en 2010 y la de Facebook en 2012.

Evolución del S&P 500 tras la OPV de Alibaba
S&P 500 tras OPV Alibaba



El retroceso reciente de las acciones después de la gran puesta de largo de Alibaba es pura coincidencia para esta analista. “El retroceso que se ha generado, en realidad, es por este temor en el mercado, que para mí es infundado", dice. (Morgan Stanley:Derivados con dólar, Eurostoxx y Nikkei)

"Si nos fijamos en la amplitud y nos fijamos en las condiciones de sobreventa a corto plazo, que ya se han generalizado ahora, creo que estamos realmente en una oportunidad fuerte de compra”, añade.