La cancelación de posiciones cortas en los valores tecnológicos, la subida de General Electric y el rebote del precio del petroleo fueron los causantes de un rebote de 300 puntos del Dow Jones

El rebote de Amazon y de GE permitió que el S&P 500 cerrara con una subida del 1,55% al cierre de la sesión.

Facebook, Amazon, Apple, Netflix and Alphabet cerraron con subidas no inferiores al 1%.

La subida experimentada por las bolsas en la sesión del lunes se produjo con un volumen relativamente bajo, en torno al 70% de la media diaria de negociación de los últimos treinta días. Por lo tanto, es probable que la subida haya traído su causa en la cancelación de posiciones cortas en los valores tecnológicos que cayeron indiscriminadamente durante la semana pasada.

En este sentido es preciso señalar que el periodo estacionalmente alcista ligado al día de Acción de Gracias concluirá el miércoles. 

El S&P 500 se dirigió durante la sesión de ayer la zona de 2.685, pero no pudo alcanzarla, se quedó ligeramente por debajo, concretamente alcanzó la zona de los 2.675.

Mientras el S&P 500 se mantenga por debajo de la zona de resistencia situada en torno a 2.685, la predisposición debería seguir siendo bajista.

Por lo que hace referencia al NASDAQ 100, rebotó con cierta decisión en la sesión del lunes, pero sigue por debajo de la primera zona de resistencia significativa, que se encuentra en torno a 6.735.

De acuerdo con todo lo anterior, vamos a considerar que estamos ante un rebote dentro de una tendencia bajista.

El futuro con vencimiento en enero del “crude oil” cerró con una subida del 2,15%. A pesar de la subida, el precio quedó por debajo de la primera resistencia significativa, que podemos situar en torno a 54,5, por ese motivo vamos a considerar que su tendencia bajista continúa inalterada.

El DAX Xetra experimento un fuerte rebote. Ahora bien, mientras se mantenga por debajo del 11.570, mantendremos una predisposición bajista. Y a corto plazo nos vamos a fijar en el 11.250. La perforación de ese nivel nos avisaría del agotamiento del rebote.

El IBEX se benefició del rebote de los bancos. Mientras se mantenga por encima de 9.000, vamos a considerar como escenario más probable que el rebote continúe hacia la zona de los 9.250.

Powell tiene previsto hablar en el Club Económico de Nueva York el próximo miércoles. Los participantes en el mercado estarán muy atentos a sus palabras por si sugiriese una reducción del ritmo de subida del tipo de interés de los fondos federales, o al menos un tono más moderado. Sin embargo, en mi opinión lo más probable es que no diga nada nuevo y vuelva a insistir en la “datadependencia”.