Un recorte del dólar a favor del yen. Es  el comportamiento que ha tenido este par de divisas. Al cierre de la bolsa española, cada billete verde se intercambia por 84.338 yenes. Una caída del 0.20% en la sesión.