El experto analiza el ascpecto técnico de McDonalds; un valor muy cuestionado por la caída de sus ventas. El analista, además, traza una estrategia de trading con el valor.
En el día de ayer sufrieron la peor caída desde octubre de 2012 para cerrar en 91,35 dólares por acción, teniendo una caída del 6,67%. Desde el último máximo histórico que se generó el 14 de mayo pasado y que ascendía a los 103,74 dólares por acción el declive fue del 13,56% al día de ayer.

Desde el punto de vista técnico tanto el momento como la aceleración en negativo, contando que hubo un repunte importante de las acciones que comienza a partir de marzo de 2009. Lo que se está generando ahora es una corrección del precio. Se observa una onda 3. Lo que se estaría produciendo ahora sería una quinta onda.

Esto se confirmaría con la ruptura de estos máximos históricos. En el caso de que haya un fallo de quinta onda, la caída va a ser mucho mayor y llegaría a los 84,50 dólares y quizás también a los 74,50 dólares por acción. Las entradas en largo estarían por encima de los 97,46 dólares. Buscaríamos un primer objetivo de 102,15 dólares y un segundo objetivo de 107 dólares.

La entrada en corto estaría por debajo de los 107,35 dólares. Buscaríamos un primer objetivo de 84,50 dólares y un segundo objetivo de 79 dólares por acción. En este marco temporal la caída es bastante importante y si no tiene mucho volumen es probable que continúe cayendo.

En el marco diario vemos que ha estado cayendo. Hay mayor volumen aquí en esta zona y compradores y vendedores, lo que hace que el volumen sea mayor al de la barra anterior. Sin embargo el rango de esta barra es menor, dado que hay muchas compras y ventas en este lugar y eso hizo que el precio no continuara cayendo.

Veremos lo que ocurre en el día de hoy. En el caso de que se quiebre esta entrada que colocamos aquí, va a continuar cayendo. Tanto el momento como la aceleración están en negativo. El precio está por debajo de las medias móviles y en este marco temporal hay que estar en corto.

La entrada en largo estaría por encima de los 93,72 dólares. Buscaríamos un primer objetivo de 94,75 dólares y un segundo objetivo de 96,50 dólares. La entrada en corto estaría por debajo de los 90,99 dólares. Buscaríamos un primer objetivo de 90 dólares y un segundo objetivo de 88,50 dólares por acción.