La semana pasada hablamos sobre la estructura de movimiento del Ibex 35 y sobre la posibilidad de un rebote en el mercado. Pero ojo con esas subidas que se puedan producir porque eso sería solo un rebote. Mucha precaución ante los movimientos.
 
El escenario que barajamos siempre, por hacer un breve resumen, vemos una pauta impulsiva y vemos un proceso correctivo de toda esa pauta. Por el momento se tiene que producir un proceso correctivo. Hay posibilidad de que se construya un hombro-cabeza-hombro. Lo único que puede hacer es acentuar mucho más la caída.

Lo que vemos es solo un rebote. Como digo no hay datos de amplitud interesantes ni los flujos de capitales acompañan al mercado de acciones. Por tanto, a pesar de que podemos esperar cierto rebote hay que esperar a que llegue a la zona de control para luego posicionarse a la baja. Como punto de referencia tenemos que tener los 10.500 o 10.600 puntos. De hecho desde los 10.200 va a existir ya el peligro de que pueda construir ya el final del movimiento B y veamos ya una caída.

Ahora bien, yo entiendo que el inversor tiene la ansiedad de estar dentro. Eso con el tiempo hay que controlarlo. En determinadas situaciones de mercado es mejor no estar en la renta variable, sino apostar por mercados alternativos como puede ser el mercado de bonos o el mercado de commodities.

Para aquellos que tienen la necesidad imperiosa de entrar en el mercado lo importante no es la técnica de inversión sino la selección de activos que se tienen que realizar. Hay que ver el momento operativo y la situación técnica que está presentando.