Gisela Turazzini, CEO de Blackbird, analiza la situación técnica del Ibex 35.


A nivel macro, la falta de decisión del BCE, como consecuencia de la nulidad operativa impuesta por Alemania, ha lastrado claramente la recuperación económica europea. Alemania sigue evitando que el BCE no acometa con decisión políticas monetarias. Debemos mantenernos cautos en el mercado.

Vemos que el Ibex 35 tiene mucho potencial por la devaluación del euro, pues la economía española es muy exportadora. Además, las reformas acometidas por el Ejecutivo han dejado una economía más saneada que ahora debe centrarse en la reducción del paro.

La rentabilidad por dividendo del Ibex 35 se sitúa en el 5%, lo que es un aliciente muy atractivo. De hecho, el día 26 tenemos la publicación de los tests de stress, lo que podría suponer un catalizador para nuestra economía. No cabe duda de que el mercado a día de hoy es bajista. Hay muchas compañías bajistas, como Amadeus, Acciona, Ebro, Dia, BME, Grifols, IAG, Indra, ArcelorMittal, OHL, Sacyr o FCC. Las compañías que distribuyen se quedan en el 37% y las compañías que suben, en el 26%. En el lado de las que suben tenemos a Bankinter, Caixabank, Jazztel, Iberdrola, Enagás, Popular, Red Eléctrica y Mediaset. Viendo los sectores que suben, creemos que tenemos argumentos para seguir buscando posiciones cortas si el mercado nos da la opción.

Operativamente nos mantendríamos al margen del Ibex 35 hasta que no se decida la tendencia. Tras el ‘no’ de Escocia a la independencia, el Ibex tuvo un fallo de onda que derivó en una nueva corrección con dos niveles claros, los 10.700 y los 10.500 puntos. La pérdida de soportes propuso los 10.000 como nivel definitivo. Ahora podemos afirmar que la tendencia es bajista y más si la tendencia viene por un fallo de amplitud. Ahora esperaremos al Ibex en los 10.000-10.500 puntos para buscar un freno. Ahí buscaremos vender debilidad en cualquiera de los valores bajistas mencionados anteriormente o sobre un ETF del Ibex. Este escenario cambiaría si vemos una mejora de la amplitud del mercado y mayores niveles, por ejemplo, si recupera los 10.900, pues este nivel nos haría pensar que el selectivo está en estapa de techo y no bajista.