El debate se sucede a medida que avanza el tiempo. Los niveles en los que se encuentran los principales índices provocan que los analistas hagan sus apuestas de cara a las fechas que están por venir. Desgranan lo que resulta fundamental para que se puedan mover al alza o a la baja en los próximos días.

¿Habrá caídas o subidas? Esa es la pregunta de concurso que muchos expertos contestan en base a diferentes teorías. Uno de ellos, Hank Smith, presidente de inversiones de Haverford, ha reseñado que con las grandes valoraciones de Wall Street, el sentimiento de que existe una corrección se produce cuando hay caídas cercanas al 3,5% y no con lo que se estipulaba antes como el 10% de descensos para es esta fuera constatable. Merrill Lynch: Días clave para los mercados en septiembre

“El 3,5% de caídas es el nuevo 10%”, expone el analista de forma categórica. “Hemos tenido varios mini retrocesos y la histeria que se genera en ese instante hace que esos descensos se sientan como correcciones”
, añade explicativamente.

“¿Es que porque todo el mundo está diciendo que el mercado está listo para una corrección? Tal vez: se ha pasado tres años desde la última corrección”, argumenta Smith. Por el contrario, considera que aún veremos más subidas. “Pero el punto más importante es que no estamos cerca del final de este mercado alcista secular”, dice.

“Los mercados alcistas no terminan debido a su edad; rara vez terminan a causa de acontecimientos exógenos; casi siempre terminan en previsión de una recesión”, argumenta el experto.

Es por eso por lo que considera que a este mercado alcista solo podría frenarlo una recesión de la economía de Estados Unidos. “Creemos que hay más posibilidades de que la economía se acelera desde aquí y eso sería bueno para las ganancias corporativas y los mercados de renta variable”, señala.

No obstante considera que los riesgos de una recesión en Estados Unidos en el corto plazo son “muy pequeños”. Por eso cree que el sentimiento alcista se prolongará por un tiempo en el parqué neoyorkino.

Entretanto, se centra también el próximo debate para los inversores, que es la decisión que tomará la Reserva Federal. “Todo el mundo se centra en la Fed y cuando se produzca la primera subida de los tipos de interés y yo estoy con el consenso en que será a mediados de 2015”, expone.

“Pero el punto más grande es, independientemente del momento en que la Fed comience a subir los tipos, que seguirán siendo muy acomodaticios durante un tiempo muy largo y eso es un buen telón de fondo para los mercados y la economía”, finaliza Smith.