Las bolsas europeas a estas horas bajan, aunque con muy pocos cambios desde la apertura con la obsesión de lo que pueda pasar con las elecciones de EEUU. Hacia tiempo que no influía tanto en mercado quien fuera el candidato ganador.
 
El mercado quiere que no gane Trump. Y es triste para Clinton, porque no se quiere que gane ella por sus posibles virtudes políticas, sino como mal menor, ante el miedo que da en los mercadoa una presidencia de Trump.
 
Pero así están las cosas, y la realidad es que esto es otra especie de Brexit. Lo más normal es que gane Clinton, pero como pase como en el Brexit y gane Trump, que no les quepa duda que al día siguiente batacazo en las bolsas, en el dólar y hundimiento del peso mexicano. También veríamos subidas espectaculares que podrían durar mucho tiempo en el sector de biotecnología entre otros.
 
Y como se ha acercado en los sondeos, pues ya tenemos otra especie de Brexit en marcha, cualquiera se arriesga a meterse… En un sondeo de Los Angeles Times se le da una ventaja de dos puntos. En otro de ABC News se le da una ventaja de 1 punto…

s1


Este es el gráfico del dólar contra el peso mexicano. Como vemos el peso no ha parado de bajar desde el día en que saltó de nuevo el escándalo de los emails. Si uno acierta la apuesta de quien va a ganar puede ganar mucho dinero tomando posiciones en este cruce.
 
Esta es la clave primordial ahora y lo que más está influyendo.
 
Además en Europa hay varios problemas particulares.
 
Por un lado tenemos que el sectorial de materiales básicos está bajando mucho. ¿Motivo? Pues que todos los fabricantes de acero europeos, están bajando con mucha fuerza, contagiados de la caída de US Steel que ha dado malos resultados y además malas previsiones.

El sectorial bancario igualmente con muchos problemas. ¿Motivo? Pues que varios periódicos italianos están aireando que se podría retrasar el referendum, por una serie de problemas legales, y esto ha puesto de los nervios al sectorial bancario, porque sería más tiempo de incertidumbre. Y además comentarios de que se ha retirado el plan de rescate alternativo de Dei paschi. Total caída dura general de bancos italianos que están arrastrando a los demás de su sector.

El trompazo de Standarad Chartered del 5% tras malos resultados no ayuda...

Y tampoco lo está pasando nada bien el sector de automoción. Este sector es muy sensible al subidón que lleva el euro entre pecho y espalda en los últimos días. No le beneficia en nada para sus exportaciones.
 
Añadan a todo este lío, que el petróleo está a la baja, con la alta correlación que tiene con las bolsas, por el dato de reservas de ayer de API mejor de lo esperado, y que hoy hay FED, pasado empleo y el martes las elecciones americanas…a ver quién es el guapo que se pone a comprar bolsas europea y más con las resistencias ahí delante con las que no se ha podido desde enero.
 
Y otro problema más para Europa, lo bueno es malo, ya lo saben, porque hace pensar en el tapering del BCE. Y hoy nos hemos encontrado, que el PMI de la eurozona y el de Alemania de manufacturas se ha ido al mejor nivel de 3 años y el de Francia que parecía renqueante, está mejorando y se ha ido a máximos de 2 años…
 
El volumen está subiendo en la caída, pero es lo habitual, no quiere decir nada.  En gráficos diarios y en cuanto a índices hay que manejarlo con cuidado.
 
Hay que ser muy cauteloso, cuando no se da validez a una subida porque “tiene poco volumen” por ejemplo. A priori yo también pensaba igual, pero dejé de hacerlo, hace un tiempo si recuerdan cuando expuse un estudio que demostraba que en las subidas casi siempre baja el volumen y en las bajadas sube, con lo cual todo es muy relativo.

Hace un par de  años  Bespoke llevó a cabo otro estudio al respecto, que es imprescindible comentar para reforzar esta idea, de que cuidado con el volumen.

Si tomamos el mercado alcista que empezó en el S&P 500 el 9 de marzo de 2009 y hasta abril de 2014, tenemos una subida del 177,3%.

Ahora supongamos que invertimos solo en los días en que el volumen esté por encima de la media de 50 días, habríamos perdido 42,8%.

Si hubiéramos comprado solo en días por debajo de su media de 50 días habríamos ganado 385,4%.

Toda la subida está en días con bajo volumen.

Las bolsas son totalmente asimétricas. Una cosa es cómo se comportan cuando se sube, y otra muy diferente cuando bajan. El gran volumen que hay en las bajadas, que además son más rápidas y violentas, distorsiona las cosas. Por tanto a la vista de estudios como estos, tenemos que relativizar mucho lo del bajo volumen. Lo cual no quiere decir que no haya que mirarlo, al contrario, pero que no despreciemos una subida porque lleve bajo volumen, de hecho será lo normal.

En días en que el volumen está por encima de la media de 50 días, el S&P 500 baja de media el 0,10%. En cambio en días en que el volumen está por encima de la media de 50 días, el S&P 500 sube de media el 0,20%. Es la misma historia de que cuando se baja sube la volatilidad, y cuando se sube baja la volatilidad, visto desde otro prisma.