Las bolsas europeas bajan con fuerza de nuevo, tras las caídas del viernes, con la mayor caída desde que salió por sorpresa el Brexit a finales de junio.
 
La gran zona de resistencias del eurostoxx 50 y del stoxx 600 ha parado cualquier posibilidad de mejora una vez más, como ha venido sucediendo durante todo el año.
 
La excusa, las dudas sobre los bancos centrales. Especialmente las dudas, sobre la eficacia de las medidas extremadamente agresivas puestas en marcha por los bancos centrales de la eurozona y de Japón.
 
Además la ruptura del mini rango de Wall Street por debajo está siendo otra noticia negativa para Europa. Si sigue leyendo más adelante en el artículo verán que esta caída suele ser bastante normal en año electoral. Igualmente hay que recordar que como comentamos a diario en la sección Mundo hedge Fund, las manos fuertes ya hace mucho casi dos meses, que cerraron sus posiciones largas tomando beneficios, y estaban fuera de mercado.
 
El yen, el dólar y el dólar index, que suelen actuar como valor refugio cuando se complican las cosas están subiendo. Nunca entenderé por qué se considera al yen un valor refugio… es algo que se me escapa…
 
Hay muchos nervios para ver las declaraciones de miembros de la FED que se darán esta tarde a partir de las siete y cuarto, tras ver la que se lio por las declaraciones de Rosengren, diciendo que había que subir tipos de interés, teniendo en cuenta que se le considera moderado, y no habitualmente proclive a estas cosas.  Ojo a las 19h15 con las declaraciones de la gobernadora de la FED Lael Brainard. También se le considera paloma. Puede mover mucho mercado según lo que diga, como pasó con Rosengren.
 
En el stoxx 600 los 20 sectoriales están a la baja. El de cuidados de la salud es el que menos baja con una caída del 0,59%. Los demás todos bajan más del 1%, y el que peor lo está pasando es el de materiales básicos que cae el 3,56%, ya que es un sectorial muy cíclico.
 
El peor del stoxx 600 es E.ON que cae 15%, por la operación de salida de Uniper. En este enlace explicamos el por qué.
 

El mejor del stoxx 600 es AstraZeneca con subida del 0,60% tras una mejora de recomendación de Jefferies que recomienda comprar.
 
No solo están cayendo las bolsas, también lo están haciendo los bonos. Respecto a este tema, huelga decir que con la ultra burbuja, con el sinsentido surrealista de los tipos de interés negativa, cualquier caída de los bonos es preocupante (aunque el pinchazo de la burbuja podría tardar), es importante que leamos este artículo sobre comentarios respecto a los bonos de Deutsche Bank que aparece en marketwatch.
 
Especialmente interesante esta tabla:
 
s1

 
Y los comentarios sobre la globalización.
 
Los bonos ahora mismo son una patata caliente.

Creo que tras la caída reciente es momento de echar mano de la hemeroteca y volver a recordar un artículo que escribí el 18 de mayo de este año 2016. En ese artículo hablábamos de las pautas estacionales de las elecciones, y de momento se está cumpliendo al pie de la letra. Este era el artículo.
 
Otro factor al que el mercado no está haciendo mucho caso, ya en clave local, es a las elecciones de junio en España. Pero esto es depende de quién gane o de quién se haga con el poder. No todos los resultados quedarían indiferentes para las bolsas, de hecho algunos de los escenarios posibles podrían provocar tras las elecciones una desbandada masiva de inversores extranjeros. Habrá que esperar, de momento el mercado no es este el escenario que parece tener in  mente.
 
Hoy habrá que estar atento, tal y como ha cambiado la perspectiva de las subidas de tipos en EEUU, a la lectura de actas en dicho paóis de la última reunión de la FED, por si da pistas sobre lo que están pensando en realidad.
 
Soporte mayor, válido para todos los mercados en la zona de los 2.000 del S&P 500. Mientras no se pierda, y no parece nada fácil a corto plazo perderlo, no hay que ver tampoco demasiado peligro. De hecho podría montarse un fuerte rebote si llegara a esa zona. Si se da el escenario menos probable y se perdiera con facilidad habría que andarse con cuidado.
 
Una de las cosas que muchos analistas están valorando de cara a los próximos meses, es que nos pudiera favorecer el hecho de que haya elecciones presidenciales en noviembre. Y es posible, que pueda influir en que la FED se refrene en subir tipos y cosas así, pero en bolsa la historia no dice eso. Y si no vean este gráfico:
 
s2

 
Fuente: https://twitter.com/VolatilityWiz
 
La línea violeta es la media de 50 años de un año medio del S&P 500. Como vemos lo normal, de media claro está es empezar el año bien, parada en seco desde mediados de junio a finales de octubre con marraneo lateral, para subir en los dos últimos meses.
 
Pero ahora viene lo importante.
 
La línea azul es la media de 50 años de un año electoral como éste. Y como vemos básicamente no difiere mucho de un año normal. Marraneo desde junio hasta poco antes de las elecciones. En suma la historia nos dice, que de media, la bolsa, no tiende a subir para nada antes de las elecciones de EEUU. Sigue teniendo ese período de quedarse atascada durante todo el verano, exactamente igual que un año normal.
 
Siempre claro está hablando de estacionalidades medias.
 
Pero creo que la conclusión es importante, las elecciones repito, no es un factor decisivo para las bolsas antes de las elecciones. Pero aún le podemos dar una vuelta más a este tema, vean este gráfico del Wall Street Journal
 

s3


Lo que me interesa es el segundo gráfico. El promedio en año de elecciones donde hay reelección es mucho mejor, que en los años en que como este, las elecciones están más abiertas, y por mucha diferencia. Desde 1933 hasta la fecha no se habría ganado nada comprando a mediados de mayo, como ahora hasta finales de año, en un año electoral, como este, con presidente abierto nuevo. Esto vuelve a reiterarnos que por estacionalidad de las elecciones, no tenemos que esperar gran  cosa. Se podrá subir o bajar, pero no porque esperemos que este factor ayude.
  
Como vemos:
 
  1. El mini rango con casi 50 mini sesiones que hemos vivido en Julio y agosto es totalmente normal en la pauta normal antes de las elecciones.
  2.  
  3. El trompazo de septiembre es más normal aún.
  
Así que no ha pasado nada raro si nos centramos en esta pauta.
 
Si todo sigue así, no habría recuperación fiable hasta finales de año donde volvería a remontar hasta finales.