Hoy teníamos una sesión que estaba predestinada a ser emocionante, pero uno de los factores que está haciendo que Europa descienda es de los que a uno no le gustaría que apareciesen nunca.
Ayer el Banco Central europeo, o fuentes del BCE, nos dejaron muy fríos porque decían que no era probable ver que en la próxima reunión del organismo se tomasen decisiones de calado, pero que el resultado de la reunión estaría en manos de la lectura de inflación de agosto. Esto no gustó nada a nadie porque todo el mundo esperaba una acción directa, una decisión ya tomada, por lo que la espera cortó en seco la recuperación desde los mínimos del mes.
 
Como el BCE ha puesto la atención sobre los datos de inflación de agosto, todos los datos que están apareciendo en el día de hoy han sido mirados lupa. Uno favorable para el programa cuantitativo ha sido el de España que ha quedado en negativo y además desde el gobierno no se descarta la posibilidad de que siga negativo unos cuantos meses. El problema ha venido cuando se ha sabido la inflación del estado de Sajonia, que queda plana y eso nos deja sin sorpresa negativa que pudiese ayudar a pensar en una inflación peor de lo esperado en toda Alemania, algo que sería muy importante para que el BCE acabase tomando la decisión de intervenir.
 
Lo anterior sentó fatal al mercado y nos alejamos de la zona de apertura ejecutando alguna que otra figura bajista como por ejemplo el hombro cabeza hombro que tiene en máximos el futuro del Ibex 35 en gráficos de 30 minutos.
 
Las pérdidas aumentaron muchísimo en cuanto aparecieron noticias y titulares por prácticamente todas partes de que el ejército ucraniano se retiraba de otra ciudad importante en el Este pero porque los separatistas estaban ya directamente apoyados por fuerzas rusas. La palabra invasión ha corrido como la pólvora entre los medios y el mercado, aumentando las pérdidas no sólo en Europa sino también en Rusia.
 
Las emociones no van a acabar aquí, ya que en breve tendremos el dato de inflación de Alemania y además tenemos el producto interior bruto del segundo trimestre de Estados Unidos, por lo que podemos seguir teniendo volatilidad en las próximas horas.
 
Como podemos imaginarnos, Alemania es uno de los países más afectados, por lo que el súper sector de automoción de recambios es uno de los peores descendiendo -1.81%. También, recursos básicos caen -1.93% y los servicios financieros -1.31%. En estos momentos no tenemos súper sectores en positivo, por lo que tenemos una situación de recogida de beneficios bastante importante que debemos tener vigilada porque hoy puede darse la posibilidad de creación de numerosas estrellas de la noche en los máximos del rebote desde los mínimos de este mes, lo que puede dejarnos a la deriva hasta que aparezcan nuevos catalizadores-