La sesión en estos momentos en Europa está siendo bastante movida aunque lo que se puede observar en el mercado no esté reflejando las noticias que estamos conociendo.
 
El primer factor de movimiento en lo que llevamos de sesión son varios fallos del tribunal europeo de justicia que están moviendo al sector bancario, de telecomunicaciones y también a las aerolíneas.

Empezamos por el bancario, porque es el más importante. El fallo del tribunal dice que los bancos en España están obligados a devolver el dinero cobrado de más por las hipotecas desde el origen de la misma por las cláusulas suelo. Recordemos que había una sentencia española que decía que el límite era 2013 pero ahora hay que irse hasta el comienzo de la hipoteca.

La reacción del mercado fue inmediata, el Ibex 35 se alejó fuertemente de los máximos de la sesión y el sector bancario empezó a caer. Las pérdidas en los valores medianos fueron realmente abultadas llegando a ser superiores al 7% y en estos momentos empiezan todos los bancos a cuantificar el daño que le supondrá dicho dinero en hechos relevantes. De momento Liberbank lo sitúa en 83 millones de euros y Popular en 334.

Además, hemos tenido mucho movimiento porque el banco italiano Monte dei Paschi ha llegado a caer nada menos que el -17% tras informar, y rectificar una información suya aparecida unos días diciendo que tenía liquidez para más de 10 meses, cuando en realidad sólo tiene para cuatro.

El sector italiano empezó a caer y se le unió el español por esa noticia del tribunal superior de justicia europeo. Sin embargo, la Cámara alta italiana dio el visto bueno a esa ayuda de 20.000 millones para bancos en problemas, así que el banco italiano se disparó de caer -17% a tener una remontada del 24% desde los mínimos del día. Volatilidad en estado puro. Este movimiento al alza del sector italiano ayudó a salir de mínimos del día a los bancos españoles y a tener las pérdidas más o menos controladas ayudados por el reconocimiento del daño de ese pago extra a los hipotecados.

Siguiendo con noticias judiciales, el sector de las aerolíneas se ve dañado porque la justicia europea también ha dicho que algunas ayudas de Irlanda a sus propias aerolíneas en vuelos de corta duración son ilegales.

Por último, las telecomunicaciones tienen alivio porque otro fallo de la justicia europea dice que los gobiernos no pueden obligarles a almacenar todos los datos de sus usuarios. El almacenamiento de esos datos consume tiempo y dinero, por lo que es posible que pueda haber una cierta reducción de costes en el futuro, aunque la justicia sí dice que se puede acceder a dichos datos en las investigaciones de crímenes importantes y además se necesita supervisión judicial. Consideran que el simple almacenamiento de esos datos puede llevar a conclusiones muy precisas sobre la vida personal de sus usuarios. Ya veremos si no aparece una segunda derivada de esta sentencia hacia el uso que hacen las compañías tecnológicas de los datos de los clientes.

En este momento, el súper sector bancario está descendiendo -0,63%, el de servicios financieros -0,37%, las aseguradoras -0,67% y las tecnológicas está ligeramente en positivo subiendo +0,05% y las de automoción y recambios se mantienen sin pérdidas.

Otro punto de movimiento lo tenemos en el precio del crudo que está superando los 53,5 $ tras decir el Instituto API, al cierre de ayer, que espera una rebaja de las reservas semanales de crudo en Estados Unidos superior a los 4 millones de barriles, así que tendremos movimiento en la presentación de datos oficiales dentro de unas horas.

En resumidas cuentas, Europa sigue sin poder seguir el ritmo de Estados Unidos y eso es altamente preocupante, porque mantenemos el camino hacia los 20.000 puntos en el Dow Jones y todo el mundo tiene mucho miedo al comportamiento de Wall Street cuando se toque dicho número redondo. En otras palabras, si no hemos subido como Wall Street, todo el mundo tiene miedo a que bajemos mucho más que el resto si Wall Street realiza una corrección.