La renta variable estadounidense sigue siendo alcista en el largo plazo y, además, lo que oímos por parte de Yanet Jellen es tranquilizador. Seguimos en la misma situación en cuanto al tapering y, aunque hemos tenido esta semana un peor dato de peticiones de subsidio por desempleo, la renta variable de EEUU debería seguir alcista.
 Es cierto que, si en 2015 vemos subida de tipos en EEUU, las bolsas podrían corregir, aunque también deberían subir ciertos sectores, como el de consumo. Además, si hay recuperación los resultados empresariales deberían ser buenos, lo que podría ser cotizado positivamente
En el largo plazo el S&P 500 no debería perder el soporte de los 1.800 y, posteriormente los 1.775; y el Dow Jones no debería caer por debajo de los 16.000 y los 15.760 puntos. Para operar a corto plazo, vemos niveles de stop en los 1.800 puntos del S&P y en los 16.375 del Dow Jones.

En Europa los índices están un paso por detrás y también tenemos más asignaturas pendientes en cuanto a la situación macro. En el Ibex 35 se debería vigilar que no perdiera los 10.300 puntos y, en el largo, que no cayera por debajo de 9.900.
En el caso del Dax, en el largo plazo tiene un soporte en 9.000 puntos, y el EuroStoxx en 2.900.

En cuanto a valores, me gusta Inditex, mientras no pierda los 104 euros, y Sacyr.

El euro se debe debilitar frente al dólar por el riesgo de deflación y para mejorar las exportaciones. Técnicamente, en velas de 4 horas veo un nivel importante de soporte en 1,37913, que debería ser un nivel de stop para posiciones alcistas porque si lo pierde, quizás hasta podamos tomar posiciones cortas, máxime si Draghi finalmente toma medidas. De hecho, a finales de año podríamos verlo en niveles de 1,30 dólares.

Veo una estrategia factible en el café, ya que Brasil está sufriendo una importante sequía y es de los principales países productores. Nosotros tenemos CFDs sobre dos de los principales cafés, el arábiga y el robusta. El robusta se produce en Brasil y cotiza en Reino Unido y el arábiga se cotiza en EEUU. La sequía está provocando una fuerte subida en los precios del arábiga, que han subido más de un 100% en lo que vamos de año. Vemos un nivel de stop claro en 180 dólares y creo que podríamos tener una buena oportunidad ahora que va ha ido a buscar el 61,8 de retroceso de Fibonacci a los 229 dólares. Creo que puede llegar a este nivel.