Fue una de las compañías que más cedieron durante la sesión de ayer. Una caída del 4.14% que le llevó a cerrar en los 2.22 euros. En una jornada en la que los analistas de UBS rebajaron el precio objetivo de la aseguradora a 2.65 euros, desde los 2.9 euros anteriores manteniendo su recomendación de neutral.  Pero ¿qué hay detrás de esta rebaja? Se habla del sector financiero y su papel como tenedor de deuda soberana. De ahí su penalización cuando las agencias de calificación ponen el bastón de la duda sobre la deuda de los estados.  Mapfre tiene un 16% de sus activos en deuda española, griega y portuguesa. Una exposición que ha provocado las distintas reacciones del título en bolsa en las últimas jornadas.