Las acciones de Inditex se dan la vuelta y nadan en la misma dirección que el mercado hasta perder un 1,65% hasta cotizar en los 57,19 euros.