La empresa se deja más de un 10% desde los máximos alcanzados el pasado mes de marzo, cuando comenzaron las caídas de las tecnológicas.
Es más, el Split que realizó el pasado mes de abril tampoco ha sentado bien a la acción, ya que desde ese momento, Google pierde más de un 10% en bolsa. (Ver: no entre en pánico cuando vea a Google caer un 50%)

Tras estas caídas, los analistas de Morgan Stanley han apuntado que la compañía se encuentra en niveles de soporte desde un punto de vista técnico.

El gráfico de Google presenta un TD Combo completado con soporte de compra en RSI y medias móviles de 50 sesiones. Este indicador diseñado para anticiparse a las posibles reversiones de mercado antes de su finalización.

Google técnico


Los analistas de la firma de inversión estadounidense recomiendan estrategias de risk-reversal en derivados.
A pesar de la caída de las últimas semanas, Google lo está haciendo en bolsa mejor que el S&P 500 y que el Nasdaq.

Desde el punto de vista fundamental, ningún analista que sigue la evolución de la compañía recomienda vender la acción de la empresa tecnológica. En concreto, un 79% de los analistas apuesta por comprar las acciones de la compañía y el 21% restante aconseja por mantener las acciones.

El precio objetivo de la compañía está situado en 662,47 dólares por acción, lo que implicaría que Google tiene un potencial de subidas desde el nivel actual de casi un 30%.

Hay que tener en cuenta que desde el Split de abril hay dos tipos de acciones de Google cotizando, las A y las C. Las A tienen más derecho de votos que las segundas y se comportan ligeramente mejor que las C en bolsa.

Conozca cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí