Y puede que los mercados sigan el dicho meteorológico, pues parece que se está iniciando un rebote en forma de onda B, dentro una correción clásica A-B-C que se inició el mes pasado. Estas ondas B habitualmente son muy enrevesadas, y dibujan triángulos ascendentes o banderines bajistas (’bear flags’), con velas diarias de largas sombras tanto inferiores como superiores… es decir, jornadas con fuertes bandazos al alza y a la baja, dentro de una tendencia lateral-alcista. En cuanto el triángulo o el banderín insinúen sus directrices, pueden ser jornadas muy golosas para operativas intradía tipo swing, con largos en soporte y cortos en resistencia.

EUROSTOXX diario



La zona amarilla del gráfico muestra la posible pesadilla en que se  puede convertir Febrero para los inversores tendenciales… es solo una posibilidad, pero pensamos que es la más probable. No solo por análisis técnico, sino por la experiencia: una tendencia alcista de 10 meses, como la que los mercados han vivido, no suele terminar con una caida rápida y vertical, sino con figuras de techo redondeado, o H-C-Hs, en donde encaja una corrección tipo A-B-C, con una onda B farragosa. El mismo patrón parece que puede repetirse en el EUR/USD (ver artículo de hoy), y en otros activos como el petróleo o el oro.

En definitiva, esperamos un amplio lateral con cariz ligeramente alcista durante las próximas 2-3 semanas, entre el 2.700 y el 2.900 del Eurostoxx. Algo que por otra parte les vendrá ideal a las manos fuertes para distribuir con disimulo, y para quemar a marchas forzadas la theta de las opciones de vencimiento Febrero, haciendo así mucho dinero con las opciones Put que empezaron a vender a finales de la semana pasada.

Si este amplio lateral se confirma, muy atentos a los soportes, resistencias y directrices, que en el Eurostoxx funcionan tan bien, y que nos servirán para abrir rentables operativas intradía tipo swing en las próximas jornadas.

La jornada de hoy facilmente puede ser un lateral-alcista con bandazos entre 2.780 y 2.835.