Las bolsas europeas abrieron con descensos pero rebotaron en las primeras zonas de soporte significativas. Por lo tanto, vamos a considerar como escenario más probable que el movimiento alcista de muy corto plazo continúe.

El S&P 500 cerró el martes con ligeras alzas en una sesión con un volumen negociado relativamente bajo.

No se produjeron novedades respecto a días anteriores. El S&P 500 se movió al alza y cerró el hueco a la baja dejado el pasado 20 de noviembre. Ahora bien, se mantuvo por debajo del 2.685.  

Mientras el S&P 500 se mantenga por debajo de la zona 2.685-2.700 mantendremos una predisposición bajista.

El NASDAQ 100, a pesar de la ligera subida de ayer, se mantuvo por debajo de 6.735. Mientras el NASDAQ 100 se mantenga por debajo de ese nivel nuestra predisposición es bajista.

Por lo que hace referencia a las bolsas europeas, el DAX retrocedió a media mañana hasta la zona de los 11.234, nivel en el que rebotó. Este hecho hace más probable que intente dirigirse de nuevo a la zona de los 11.570 por lo que vamos a mantener una predisposición alcista a corto plazo.

El IBEX rebotó el martes al llegar al 9.030. Ahora vamos a considerar que el rebote continúe y que intente alcanzar la zona de los 9.250.

Desde un punto de vista fundamental podemos decir que las bolsas del mundo están baratas.

El S&P 500 está cotizando en torno a un PER de 15,4. Al inicio del año 2018, estaba cotizando a un PER de 18,7.

El PER de las bolsas europeas podemos situarlo en torno a 12,7 veces el beneficio medio estimado por acción para los próximos doce meses.

El PER de los emergentes se encuentra en torno a 11.

Es decir, las bolsas ahora no están caras. Este hecho hace más probable que hayamos visto ya los mínimos de las bolsas y que, por lo tanto, si se produjera una ayudita por parte del Powell (y una caída del dólar), muy probablemente las bolsas desplegarían un tramo al alza.

Los gestores de fondos están "desapalancando" sus posiciones. Los FAANG son los valores que más han sufrido porque los "hedge funds" estaban muy cargados a 30 de septiembre de 2018 de este grupo de valores. Al deshacerse de ellos, vendiendo de forma indiscriminada, han provocado el fuerte descenso en sus cotizaciones..

Simultáneamente se ha producido aumento del “open interest” en opciones call. Este hecho confirma ese "desapalancamiento".

En consecuencia, debemos concluir que lo más probable es que la capitulación se haya producido ya o que lo haga en el próximo futuro a un nivel del VIX inferior al de  capitulaciones anteriores.

En cuanto al mercado de bonos, me ha llamado la atención que mientras China, Japón y Francia han estado vendiendo renta fija estadounidense, Arabia Saudí ha estado comprando agresivamente. Además, Arabia Saudí es uno de los países que ha estado presionando a la baja la cotización del petróleo.

Este comportamiento me hace suponer la existencia de un acuerdo con EEUU para intentar impulsar la actividad económica global.