En los últimos años ha sido notable la eclosión de brókers en el mercado español. El incremento del número de inversores y, por ende, de una sofisticación mayor, ha hecho que cada vez más brókers hayan visto el mercado español como una oportunidad. Sin embargo, a la hora de seleccionar el servicio de brokerage que más se adecue a nuestro perfil hay que tener en cuenta algunos factores. La seguridad, fiabilidad, activos que ofrece y comisiones, entre los principales. 

En los últimos años ha habido un crecimiento considerable del número de brókers que ofrecen servicios en el mercado español. Un incremento que ha llegado de la mano de un mayor acceso, por parte del inversor español, a una mayor gama de productos y con las nuevas tecnologías facilitando la operativa desde cualquier dispositivo. De hecho, mucho se ha hablado en los últimos ejercicios de una posible “guerra de brókers” tras la llegada de algunas compañías holandesas con comisiones a precio de derribo.

Sin embargo, no todo vale. No hay que olvidar la inestabilidad que vivió el sector hace unos años cuando WorldSpreads presentó el concurso de acreedores dejando un agujero contable de 13 millones de libras – con cerca de 1.000 inversores españoles afectados – o más recientemente, con el escándalo de Banco Madrid y el consiguiente efecto que tuvo sobre su bróker, Interdin. Eventos que han hecho necesario tener unos criterios a la hora de seleccionar un bróker en el depositar su confianza, a juicio del portal  www.invertirenbolsaweb.net


1. FIABILIDAD

A priori parece evidente pero no siempre se cumple que el encargado de custodiar nuestro dinero para ejecutar las operaciones sea serio, transparente y profesional. Aquí lo primero que habrá que mirar es si el bróker está regulado y cuál es el organismo que lo supervisa, bajo la normativa de la CNMV, FSA británica, AFM holandesa o la SEC estadounidense. (Mire el listado completo de reguladores en el mundo que ofrece la CNMV).

Es esencial saber bajo qué regulación se rigen los servicios del bróker pues en muchas ocasiones se tiende a pensar que por estar operando en España le regula la CNMV y no es así, puede estar regulado por el organismo de su país de origen. En Europa, la implementación de MiFID obliga a los brókers a mantener los fondos de inversores en cuentas segregadas de las de la propia compañía, de manera que si la matriz tiene problemas, los fondos de los clientes están custodiados por una gestora independiente. Adicionalmente, existen en los países fondos de compensación da los inversores que protegen una determinada cantidad de su capital, como el FOGAIN.

Es necesario mirar opiniones, buscar quién es el bróker, dónde está, regulación e información financiera del mismo. Si se hace para buscar un restaurante y la calidad de su comida ¿por qué no hacerlo cuando se trata de nuestras inversiones?. Es una de las preguntas que se hacían algunos brókers en un desayuno organizado por Estrategias de inversión. Esta información debería estar publicada en la página web con la posibilidad de contactar con el servicio de atención al cliente si así fuera necesario.

2. DEPÓSITO. TAMAÑO DE LA OPERACIÓN Y APALANCAMIENTO

A la hora de operar, los bróker on line pueden ofrecer una o varias cuentas de trading. Cuando dan la posibilidad de varias cuentas “es porque cada una de ellas mejora generalmente las condiciones de trading de los anteriores pero suele ser a cambio de una exigencia de depósitos inicial más elevada”. Actualmente puedes comenzar a invertir online con depósitos de 100 euros o incluso inferiores.

En las operaciones de forex, hay un tamaño mínimo permitido en las operaciones. Esto es, una cantidad estándar para operar un producto financiero. De hecho, un Lote en Forex representa 100.000 unidades de divisa a comprar o vender, con lo que muchos brokers ofrecen minilotes o microlotes –equivalentes a 10.000 unidades o 1.000 unidades, respectivamente – para que los inversores minoristas puedan participar con poco dinero.

Lo mismo para el apalancamiento, un instrumento que permite invertir con una mayor cantidad de dinero pero solo aportando una garantía. Si tenemos un apalancamiento de 1:100 podremos invertir y obtener beneficios por la cantidad de 10.000 euros pero solo aportando 100 euros de garantía, por ejemplo. Aquí hay que tener en cuenta que es una operación que funciona en ambos sentidos, es decir, si la operación va en tu contra, te generará las pérdidas equivalentes a un capital invertido hubieran de 10.000 euros, según lo mencionado anteriormente.

Todo inversor debe ser consciente de cuánto capital quiere destinar a sus inversiones y qué rentabilidad desea obtener. Siempre bajo la conciencia de mayor rentabilidad conlleva un mayor riesgo. Y si un día el mercado te quita la razón, tienes que ser consciente de lo que puede pasar.

3. ACTIVOS DISPONIBLES, PLATAFORMAS Y EJECUCIÓN DE ÓRDENES

Hoy en día la mayor parte de los brókers ofrecen la posibilidad de operar en distintos mercados, a través de una gran cantidad de productos y con una plataforma de negociación que permite lanzar órdenes en un tiempo muy competitivo. Es importante asegurarse de que el bróker en el que vamos a confiar permite invertir en aquellos activos (acciones, índices, cfds, futuros….) que nos interesan.

También es frecuente que los brókers tengan su propia plataforma de trading. Será clave que busque algo básico e intuitivo cuando se comienza a invertir e ir hacia plataformas algo más sofisticadas según se vaya cogiendo experiencia. Una alternativa interesante para los que comienzan a operar es la negociación en “demo” – a modo prueba- que permite hacer la operativa en tiempo real pero sin estar en mercado. En ocasiones estas cuentas pueden ser ilimitadas en el tiempo. Aunque hay que tener en cuenta que con la operativa en demo no cuentas con la presión del tiempo real ni de la inversión con dinero, con lo que los expertos recomiendan no estar demasiado tiempo con este tipo de plataformas.

Ejemplo plataforma de trading
 
En este punto es interesante valorar el tiempo de ejecución de las órdenes. Aquí depende mucho si el bróker es un Market Maker – creador de mercado que realiza las operaciones en su propia mesa de negociación no directamente en mercado – y los brokers intermediarios, STP o ECN, cuya función es conectar con los proveedores de liquidez a nivel mundial para conseguir los mejores precios de compra y venta en cada momento. Estos últimos no tienen mesa de operaciones, no actúan como contraparte y suelen tener spreads más bajos aunque con mayores oscilaciones.

4. COMISIONES

Los spreads pueden variar no sólo según el tipo de bróker, sino también por instrumento de inversión o incluso el activo en el que se va a invertir. Es usual que cada bróker anuncie en su página web las comisiones que cobra por cada activo y operación e incluso si cobran alguna comisión adicional, spreads variables o diferenciales fijos.

5. FORMACIÓN

En muchas ocasiones los brókers ofrecen cursos de formación para sus clientes sobre plataformas, forma de operar e incluso perspectivas de los activos. Es interesante aprovechar este tipo de acciones siempre que sea una formación útil. Los brókers son conscientes de que en muchas ocasiones se tiende a pensar que cliente y brókers están enfrentados y que, para que uno gane, otro tiene que perder. Nada más lejos de la realidad. El inversor tiene que ser consciente de que ambos están del mismo lado.