Hablábamos a comienzos de semana sobre una posible ‘sobrecompra’ de las bolsas y haciendo cifras resulta que lejos de cifras de subida del 18% del S&P 500, el índice Topix ha subido más de un 48% en el último año, un 35% si miramos sólo al 2013.

Expertos de AFI como David Cano consideran “un aspecto muy positivo para los mercados el quantitative easing llevado a cabo por el Banco de Japón”. El avance del mercado repercute, además, sobre las empresas niponas que “son las que concentran el mayor número de revisiones al alza en previsiones de BPA”.


Miguel Ángel Bernal, profesor adjunto del IEB, recuerda que los ETFs ofrecen acceso a cualquier mercado. “Un ETF comprado en Madrid probablemente será el mismo que otro en Wall Street”. En este sentido, el consenso de expertos preguntados por su cartera modelo destaca el
Lyxor ETF Japon (Topix), eso sí, con distinto grado de exposición. Desde Selfbank, Victoria Torre reconoce conceder tan sólo un 5% de la cartera de ETFs a este fondo.

Según explican desde Société Générale este ETF replica la cotización de 1.600 compañías que conforman este índice con un patrimonio superior a los 470 millones de euros a cierre de febrero de 2013.


Estados Unidos
Es indiscutible su soberanía. Desde Miramar Capital EAFI, Rafael Ojeda, director de Análisis, reconoce tener distribuidos entre sus tres carteras tipo en función del grado de riesgo a asumir ETFs que replican a la bolsa estadounidense.

Dentro de la cartera ‘quality’, “intermedia en riesgo”, los ETFs invertidos sobre índices americanos representan un 30% de la cartera. Se trata del ETF SPDR Dow Jones Ind. Average, el invertido sobre el S&P 500 y el Ishares Russell 2000 Index ETF -que agrupa a las pequeñas y medianas compañías- además del sector tecnológico. En el caso de Selfbank, el primero de ellos, el invertido sobre Dow Jones, representa un 20% del portfolio.

No obstante, desde Renta 4, Eduardo Faus abre su cartera técnica -que lleva manteniendo ya varias jornadas- con un 20% en un ETF inverso X2 del Ibex 35, el  y otro 20% en ETF inverso del S&P 500


Europa
Si bien es cierto que no hay parangón con Wall Street , Europa tiene también su público. Un clásico de los gestores es el Lyxor ETF Euro Cash cuyo objetivo es reflejar la remuneración a un día ofrecida por el mercado interbancario de la zona euro, según explican desde SG. Invierte, en total, en las transacciones realizadas por 57 bancos.

Otro aspecto son los bonos de las compañías que cada presentan un perfil más interesante. ¿Por qué? Todo es gracias al BoJ. Su política intervencionista ha hecho que el capital salga poniendo pies en polvorosa a comprar casi todo tipo de activos en otros mercados, habida cuenta del efecto que ha tenido sobre su bolsa.

Los expertos de AFI apuntan a que un 33% de la inversión internacional de Japón está dirigiéndose a Europa. Victoria Torre apuesta por destinar un 35% de su cartera al Lyxor ETF Euro Corporate Bond siendo la posición más elevada del portfolio.


Para los conservadores: oro y salud
El paradigma de los inversores conservadores se encuentra en la ‘cartera Valuation’, la que mayor aversión al riesgo presenta, según Rafael Ojeda, director de Análisis de Miramar Capital EAFI.

De los siete activos que componen la cartera,seis de ellos son ETFs, lo que refleja el menor riesgo que, en muchos casos, representa este producto. Con una volatilidad máxima del 22%, Duke Energy Corporation es la única compañía presente.

Esta cartera está invertida en metales preciosos, a través de dos ETFs (uno de ellos, el de menor porcentaje dentro del portfolio, tan sólo un 10%, invertido en oro) y en el sector de cuidados de la salud, directamente sobre Healthcare o vía farmacéuticas agrupadas en ETFs.


Más información sobre ETFs, en etfs.es