El banco inglés no ha sido ajeno a los recortes generalizados en la banca europea y ha cerrado la sesión con recortes del 2%, lo que deja el título en los 3,10 euros.