"Creo que los bancos medianos y pequeños sufrirán en mayor medida la situación comentada en mi respuesta anterior", advierte Jorge del Canto, analista técnico independiente. Aunque en el muy corto plazo, en cualquier momento," intuyo un rebote técnico en la cotización, fácilmente hacia los 5.30 que suponen el último soporte perdido, o los 5.70 que supusieron la parada del descenso en marzo, aún cabe esperar que los descensos lleguen al menos hasta los 3.15/3.20", sin que pueda descartar incluso un escenario mucho peor que no me atrevo a decir para no levantar una absurda polémica: Lo práctico es esperar a que desarrolle una parada cuya superación de resistencia facilite una planificación al alza.