La entidad presidida por Emilio Botín abandona los números rojos y a media sesión se anota un repunte del 0,65% hasta cotizar en los 8,17 euros.